En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros como yo los he amado. Nadie tiene amor más grande a sus amigos que el que da la vida por ellos. Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a ustedes los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que le he oído a mi Padre.


No son ustedes los que me han elegido, soy yo quien los ha elegido y los ha destinado para que vayan y den fruto y su fruto permanezca, de modo que el Padre les conceda cuanto le pidan en mi nombre. Esto es lo que les mando: que se amen los unos a los otros”.


Palabra del Señor.


La característica de un cristiano es la capacidad de amar, entendido éste no como un sentimiento cursi o romántico, sino como la capacidad de entregar la vida todos los días en busca de la felicidad del otro.


El modelo del amor es Jesús mismo quien te ha amado tal como eres, sin condicionar su amor a tus cambios o bondades, sino que aun conociéndote en tus debilidades y pecados, sabiendo del poco amor que le profesas, el escaso lugar que le asignas en tu vida, Jesús no ha dejado de amarte y manifestarte su amor.


El amor de Dios no se parece al amor de los hombres tan débil y efímero, Dios se entrega día a día a buscar nuestra felicidad, nos acompaña en nuestras tribulaciones, viene en nuestra ayuda con el Sacramento de la reconciliación cuando nos hemos lastimado por nuestros pecados, nos fortalece con el alimento de su Cuerpo y su Sangre, con las palabras de las Sagradas Escrituras ilumina nuestra vida para tomar las decisiones correctas.


Dios nunca está lejos de nosotros, respeta nuestra libertad cuando decidimos construir nuestra vida al margen de él, pero siempre espera para poder manifestarnos su amor. Si violentar, sin exigir, simplemente amándonos tal como somos. Así Dios quiere que amemos a los que están cerca de nosotros, sin exigencias, sin condiciones, simplemente amar.


Germán Alpuche San Miguel

« EL EVANGELIO DE HOY »

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz