"Los celos no son corrientemente más queuna inquieta tiranía aplicada a los asuntos del amor"

Marcel Proust.


El papel de los celos en las relaciones humanas se ha considerado a través de la historia y la cultura como un tabú que es alimentado por la negación y censura de su existencia, olvidando e impidiendo con ello, dos aspectos fundamentales para su comprensión e intervención cuando se experimentan como un problema. En primera instancia, se considera a los celos en las relaciones afectivas-amorosas como una emoción normal y como parte esencial, estructural e inherente en la personalidad de todo individuo, y segundo; los celos llevados al extremo en el vínculo amoroso-afectivo se consideran como celos patológicos o celotipia, debido a que estos últimos, se integran por rasgos violentos, obsesivos y de apropiación hacia el otr@. Los celos patológicos o celotipia es un problema que se da en ambos sexos, con una representativa del 41% en hombres y 42.5 en mujeres, de México que lo padecen, según estudios realizados por la CONAPO.

Entendemos a la celotipia como un trastorno o desorden psicológico del individuo, donde sus celos son obsesivos, incontrolables e irracionales producto de ideas fantasiosas y delirantes que carecen de todo fundamento real con respecto a las actividades de la pareja. L@s afectados por la celotipia presentan una exacerbada inseguridad de ser abandonados y necesidad de controlar a la pareja, así como también extrema dependencia afectiva, falta de autoestima, personalidad débil, intolerancia a la soledad, angustia, depresión, irritabilidad y carencia en el control de impulsos y temperamento. Tales síntomas en el/la celotipic@ pueden generar actitudes suicidas o deseos de causar daño a la persona celada.

Entre los tipos de celos encontramos: A) Celos concurrentes normales: relacionados con inseguridad. Se tiene miedo de perder a la persona querida o amada y los celos se depositan en un 3ro considerad@ rival; B) Celos proyectados: nace de un deseo inconsciente de ser infiel a la persona celada o querida, tal deseo es reprimido y desplazado a la persona celada; C) Celos delirantes: nacen de deseos inconscientes reprimidos, pero en este caso los objetos de fantasía son homosexuales, entendidos como celos paranoicos que fungen con la tarea de rechazar la homosexualidad.

Si bien, los celos tienen su origen natural en todo ser humano durante los primeros años de su vida como es la infancia, su manejo y tolerancia se verán predeterminados por la forma en como los padres intervinieron en el niño con motivo de lidiar su angustia ante la aparición de este sentimiento de posible perdida de la persona amada. Tal hecho, se observa en el "Complejo de Edipo" y en el "Complejo Fraterno" donde en el primero, se da una rivalidad del niño con el padre por la obtención del amor, la gratificación de atención y cuidados de la madre; en el segundo, la rivalidad y celos ya no serán dirigidos al padre, sino al nuevo hermano que le ha quitado el lugar privilegiado de hijo único. Por lo tanto el manejo que los padres otorguen a estas primeras experiencias determinará considerablemente el manejo de los celos en el individuo y su vida adulta.

Entre las conductas del celotipic@, se observan signos comúnmente representados por: A) Verificación: revisar agenda, celulares, ropa, olores, etc; B) Cuestionamientos: interrogación interminable en las actividades de la pareja; C) Posesión: Perseguir, intimidar y acosar; D) Proyección: colocar en la pareja los deseos reprimidos de experimentar infidelidad. Derivando con ello en el celotipic@, otros aspectos como: 1) ansiedad y preocupación incontrolable por la pareja, 2) actitudes violentas y paranoicas con la pareja, 3) necesidad de acompañar permanentemente a la pareja, 4) sospechas de ser víctima de engaño y 5) sentimientos de abandono.

La celotipia, un mal que merece ser tratado con psicoterapia y atención en salud mental, con motivo de evitar los daños directos y colaterales que suele generar en el ámbito de pareja, familiar, social, laboral, amigos, así como físicos y psicológicos. Es Posible ¿Hablamos?


Pisc. César Sinuhé Gómez sánchez

« columnista invitado »

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz