La felicidad interior es el combustible del éxito, pero ¿eres feliz por dentro? Es fácil fingir delante de los demás, pero no ante ti mismo.

Todo es cuestión de seguir tu felicidad. Una vez que lo hagas, los muros se vendrán abajo, las puerta se abrirán, el Universo hará todo lo que esté en sus manos para que no te falte de nada

Sugerencia; hoy identifica qué es lo que te hace más feliz. Siéntelo, vívelo, respíralo, pero encuentra modos de hacerte feliz hoy, y disfruta de la sensación. Te aportará más cosas buenas.

Para las personas dormidas, las sensaciones de placer son la felicidad. Las personas dormidas viven cambiando de un placer a otro. Se precipitan de una sensación a otra. Viven para las pequeñas emociones; llevan una vida muy superficial. No tienen profundidad, no tienen calidad. Viven en el mundo de la cantidad.

Despertar a la felicidad es aprender a Meditar. Quien no medita duerme, sueña. Quien medita empieza a alejarse del sueño y a dirigirse al despertar, es un estado transitorio. Entonces la felicidad tiene un sentido completamente distinto, tiene más de calidad y menos cantidad; es algo más psicológico, menos fisiológico.

Quien medita disfruta más de la naturaleza, de su belleza, disfruta más del silencio, disfrutan más creando algo, disfrutan de lo que nunca habían disfrutado antes, La felicidad con Dicha y gozo.


Tere Gómez

« Una mejor manera de vivir»


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz