Fue una bella mañana en la que las hijas y mejores amigas de la querida Hilda Tronco, decidieron festejarle su cumpleaños con un delicioso desayuno en un conocido restaurante de la ciudad, donde disfrutaron tranquilamente de su compañía y del agradecimiento por tan lindo e íntimo festejo en el que las horas pasaron volando entre risas y grandes pláticas, recordando así los mejores momentos de su vida. Claro está, que la festejada se sintió complacida y sobre todo agradecida por un año más de vida que le permitirá continuar disfrutando de su cariñosa familia y sus mejores amigas.

No todos tienen el gozo de decir que han sido felices toda su vida, sin embargo, Hilda Tronco afirma: "¿cómo no amar mi vida y todo por lo que he pasado? Si la existencia de mis tres hijas es más que una gran bendición...". Así ellas lo evidenciaron en aquella mañana, pues en ningún momento dejaron de llenarla de abrazos y besos, pero sobre todo, no dejaron de admirarla.

Cabe mencionar que el festejo
fue más allá con la llegada de su
bisnieta, Karla quien se encontró
 cumpliendo 15 años el mismo día, 
por ello Hilda Tronco tiene garantizado que tiene todo en la vida,
pues ha visto crecer a sus hijos,
 nietos y bisnietos con ese gran
 amor que nunca dejó de brindarles ella.

Ana Paola Guzmán

EL MUNDO DE CÓRDOBA