Distinguidas damas dieron razón a su fe este miércoles 17 del presente mes, al cumplir con la cita anual en la iglesia de San José Obrero de nuestra ciudad, en donde cada año, el mes de mayo se dedica a honrar a la Santísima Madre del Cielo, por lo que un gran número de damas invitadas, se dieron cita para ser partícipes de la homilía correspondiente y posteriormente ofrecer flores a la Virgen María con el fin de demostrar su devoción, su fidelidad y el cumplimiento de esta tradición simbólica para los católicos.

Por décadas, esta tradición se ha cumplido con el mismo fervor por lo que distintas generaciones acuden con entusiasmo a ofrecer flores a la reina del cielo. Bisabuelas, abuelas, madres e hijas, generaciones completas de distinguidas familias, han heredado esta bella costumbre que se encarga de vestir de belleza natural los pies de la virgen, mientras que el interior de la iglesia también se viste de pureza, con las damas luciendo prendas blancas en su vestimenta y hermosas flores para compartir.

Luego de finalizar la misa, dieron inicio a los rosarios correspondientes y con ello, al momento más esperado de la tarde, en el que las filas se formaron para hacer entrega de las flores y posteriormente coronar a la virgen, siendo Maricela Barragán de Urrutia, quien en esta ocasión tuvo el privilegio de coronarla, colocando con cuidado la pieza ante la vista de fieles devotas que con regocijo presenciaron otro año de homenaje y fervor a la madre de Jesús.


Ana Paola Guzmán

El Mundo de Córdoba