Emotivo fue el momento en que el padre que ofició la ceremonia, declaró al hermoso bebé, Miguel Herrera Tress, libre del pecado original, para después verter el agua bendita sobre sus finos cabellos y bautizarlo en la casa de Dios. Fue una mañana soleada de sábado en la iglesia de Santa Rita, donde la familia entera se reunió para presenciar este especial momento para el bebé, pues todos emanaron alegría al contemplar con infinito regocijo la bella sonrisa de Miguel, quien siempre se mostró contento y consentido por todos.



Una vez finalizado el bautizo, la familia llevó a cabo el festejo en la terraza de un conocido restaurante de la ciudad, para celebrar con un delicioso desayuno, en compañía de sus seres queridos; los padres del hermoso festejado, Daniel Herrera y Maggie Tress de Herrera recibieron a sus invitados de manera espléndida, agradeciendo su presencia en un día tan significativo para ellos.



Entre un delicioso festín y música del momento se llevó a cabo la celebración del bebé Miguel Herrera, quien a su vez no paraba de regalar carcajadas tiernas a su familia entera, quienes lo colmaron de amor y un millón de bendiciones que desean formen parte por siempre de su vida. ¡Enhorabuena!



Ana Paola Guzmán/El Mundo de Córdoba