Hace ya más de 50 años cuando Alejandra Pérez de Moguel y José María Moguel unieron sus vidas. Fue un sábado de aquel 25 de febrero de 1967 cuando sus miradas se cruzaron y ambos decidieron tomar sus manos para siempre, celebrando una unión que desde ese entonces fue bendecida por Dios, pues al día de hoy, ellos siguen tan enamorados, como la primera vez que se conocieron. Fruto de ese amor, llegaron los hijos, quienes agregaron ese toque de felicidad que les dio vida y un valor casi celestial como un matrimonio sagrado, próspero y feliz.

El respeto, la sinceridad y la comunicación, forman parte de las bases esenciales de su vida como pareja, además de ser ello el motor principal y los valores que les han ayudado a construir una verdadera familia, compartiendo su legado con sus hijos José María, Martha y Aracely quienes son su mayor bendición y los testigos principales del interminable amor de sus padres, siendo ellos el ejemplo en vida de amor a los hijos y ahora a sus nietos, quienes han hecho crecer este árbol genealógico que la pareja comenzó hace ya 50 años.

Así, recientemente sociales fue testigo de la celebración de sus bodas de oro, un momento especial donde de la mano nuevamente, agradecieron a Dios por la vida y la unión que han compartido juntos, pues han formado un gran equipo superando malos momentos y disfrutando los buenos, demostrando así que cuando hay amor, todo es posible, por lo que hoy, viajamos a ese bello pasado que un día los construyó como pareja y celebramos a través de las imágenes lo bello que es amarse para siempre.


Matrimonio Moguel/Pérez

Ana Paola Guzmán

El mundo de Córdoba