Ciudad de México .- Acompañado por los siete candidatos que vencieron en los comicios del pasado 5 de junio, Ricardo Anaya, presidente del PAN, advirtió que, ya en el gobierno, sus correligionarios procurarán justicia contra los ex Mandatarios priistas, pero sin caer en la venganza.

"No habrá impunidad. No habrá venganza, pero sí justicia. Los ex Gobernadores y los ex funcionarios que la hayan hecho, la van a pagar", advirtió.

Convocados en el patio Luis. H. Álvarez de la sede panista, el chihuahuense Javier Corral; el quintanarroense Carlos Joaquín González; el poblano Antonio Gali; el veracruzano Miguel Ángel Yunes; el duranguense José Rosas Aispuro; el tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca; y el hidrocálido Martín Orozco protagonizaron una suerte de mitin al lado de Anaya.

"Hoy pasamos del festejo a la responsabilidad y el compromiso", dijo el dirigente del blanquiazul.

Enseguida mencionó los cuatro compromisos que asumirán los futuros mandatarios a la hora de gobernar: transparencia y combate a la corrupción, presentación de su 3de3; gobiernos respetuosos de los derechos humanos; agenda prioritaria para recuperar la seguridad y la tranquilidad y el crecimiento económico, así como un partido comprometido con "los más pobres".

Mientras Rosas Aispuro anunció su intención de crear una fiscalía anticorrupción, Yunes Linares propuso un sistema estatal anticorrupción.

"No voy en un ánimo de cacería de brujas, pero tampoco habrá borrón y cuenta nueva. Quien la haya hecho la tendrá que pagar", señaló el duranguense.

"Combatiremos con toda eficacia y toda firmeza la corrupción, (y) actuaremos con severidad contra los servidores públicos de esta Administración, y también de la anterior, que llevaron a Veracruz a la quiebra financiera", apuntó el veracruzano.

Javier Corral planteó que en Chihuahua romperán el pacto de impunidad para combatir en serio la corrupción.

"El borrón y cuenta nueva no sólo perpetúa la impunidad: alienta y estimula a la corrupción", definió.

Francisco García Cabeza de Vaca se comprometió a transparentar los recursos públicos, a combatir la corrupción y a apoyar a la gente que menos tiene en Tamaulipas.

Carlos Joaquín González reiteró su compromiso de trabajar "en la revisión de las cuentas" a los gobiernos priistas que han dejado en Quintana Roo un endeudamiento de al menos 22 mil millones de pesos.

Martín Orozco aseguró que encabezará en Aguascalientes un Gobierno que tenga "el sello anticorrupción" y el poblano Antonio Gali se comprometió a trabajar "por la cercanía con la gente".

Por la mañana, Anaya había compartido el escenario con Agustín Basave, dirigente del PRD, partido con el que el blanquiazul hizo alianza en Durango, Quintana Roo y Veracruz.

Reforma