Ciudad de México.- El Archipiélago de Revillagigedo quedó inscrito a partir de este domingo en la Lista de Patrimonio Mundial Natural de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), por contener valores excepcionales en su riqueza natural terrestre y marina.

La inscripción de este archipiélago, declarado en México Área Natural Protegida en la categoría de Reserva de la Biosfera en 1994, fue aprobada por el Comité del Patrimonio Mundial reunido en su 40 sesión que se celebra en Estambul, Turquía.

El expediente fue presentado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) e integrado con apoyo de los miembros del Consejo Asesor de la reserva, investigadores y expertos de organizaciones de la sociedad civil, instituciones académicas y de la Secretaría de Marina (Semar).

La Semarnat expresó en un comunicado su reconocimiento a los miembros del Comité de la UNESCO por el desahogo de la agenda en el marco de los acontecimientos políticos que se registran en Turquía.

También destacó que el nombramiento implicó el trabajo interinstitucional del Gobierno de México con la participación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, la Semar, la Cancillería, las Secretarías de Cultura, de Educación Pública y de Gobernación, del Instituto Nacional de Antropología e Historia y del Gobierno de Colima.

"Con la inscripción de este sitio en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, México reafirma su posición como el primer País de la región de América Latina y el Caribe y el sexto a nivel mundial con el mayor número de Bienes inscritos en dicha lista, con un total de 34 sitios registrados, de los cuales 27 corresponden a patrimonio cultural, seis a patrimonio natural, y uno en la categoría de mixto, por tener valores cultural y natural", precisó la Semarnat.

El Archipiélago de Revillagigedo está ubicado en el océano Pacífico, a 390 kilómetros al suroeste de la punta sur de la Península de Baja California y está compuesto por cuatro islas con imponentes acantilados, litorales y volcanes: Isla Socorro, Isla San Benedicto, Isla Roca Partida e Isla Clarión.

Tales islas son parte de una cordillera submarina que representan la cima de volcanes que emergen sobre el nivel del mar.

La mayor altitud es el pico del volcán activo conocido como Monte Evermann, en Isla Socorro, a mil 70 metros sobre el nivel del mar.

Gracias a su ubicación, el Archipiélago de Revillagigedo posee una rica diversidad de fauna y flora y crea un conjunto único de procesos biológicos y ecológicos.

Sus características excepcionales de belleza y riqueza natural, paisajes terrestres, y marinos, sus ecosistemas, procesos biológicos y ecológicos, así como su biodiversidad cumplieron con los criterios naturales establecidos por la Convención de Patrimonio Mundial, así como con las condiciones de integridad, protección y manejo.

Además, sus paisajes terrestres y marinos exhiben impresionantes volcanes activos, arcos, acantilados y afloramientos rocosos aislados que surgen a la mitad del Océano. Los ecosistemas del Archipiélago contribuyen a la conectividad a gran escala en el Pacífico Oriental Tropical.

Sobresale que la conectividad entre estas islas es crucial para muchas especies de tiburones, también se tiene la mayor agregación de mantarrayas gigantes residentes, incluyendo su rara variante negra, pocas veces vista en otras partes del mundo.

Las ballenas jorobadas, cuya población es de hasta dos mil ejemplares, visitan las aguas alrededor de las islas. Las melodías de estos majestuosos cetáceos, en los meses de invierno pueden ser escuchadas durante las inmersiones de los buceadores, lo que provoca otra dimensión sensorial al paisaje marino.

Su aislamiento le permite tener alto grado de endemicidad en los ambientes terrestre y marino. Un ejemplo de ello son las aves como el Tecolote enano de Socorro, el Centzontle de Socorro, Chivirín de Socorro, y Chivirín de Clarión.

En el ambiente marino, el pez Ángel de Clarión es otra especie única que se puede observar alimentándose de ectoparásitos de las mantarrayas gigantes.

Reforma