Washington, EU.- El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó de acto de terrorismo y odio el tiroteo perpetrado en un club gay nocturno en Orlando, que causó al menos 50 muertos y 53 heridos.

"Hoy se dio el tiroteo más letal en la historia de Estados Unidos", afirmó Obama, visiblemente afectado, en una declaración hecha desde la Casa Blanca.

"Esto fue un acto de terrorismo y un acto de odio y, como americanos, estamos unidos en el dolor, la indignación y la determinación para defender a nuestra gente", agregó en una declaración hecha desde la Casa Blanca.

El Mandatario estadounidense agregó que el FBI investiga el tiroteo como un acto de terrorismo y que no se escatimarán esfuerzos para determinar si el atacante estaba afiliado con grupos terroristas.

Obama habló en la Casa Blanca luego de que 50 personas fuesen a asesinadas a tiros en las primeras horas del domingo en Pulse, un club latino nocturno en Florida.

Las autoridades dijeron que otras 53 personas estaban hospitalizadas.

Obama resaltó que el atacante escogió un club gay.

"Es un sombrío recordatorio' de que un ataque contra cualquier estadounidense es un ataque contra todos nosotros", aseguró.

La declaración de Obama sucedió luego de su reunión con el director del Buró Federal de Investigación (FBI) y sus asesores en materia de seguridad nacional.

"Todavía estamos conociendo los hechos", apuntó Obama, al confirmar que el FBI investiga la masacre como "un acto de terrorismo".

"El tirador era una persona llena de odio y en los próximos días descubriremos por qué y cómo sucedió esto", indicó el Mandatario, quien envió sus condolencias a las víctimas y sus familiares.

El Presidente ordenó también que las banderas ondeen a media asta en la Casa Blanca y todos los edificios federales hasta el anochecer del 16 de junio como señal de respeto por las víctimas del acto de odio y terrorismo" en el club de Orlando.

El ataque, que empezó en torno a las 02:00 horas locales, es el peor tiroteo masivo en la historia del país.

El supuesto responsable del tiroteo, que portaba un fusil de asalto y una pistola y se atrincheró con rehenes en la discoteca, murió en un enfrentamiento con agentes de las fuerzas del orden.

El presunto autor de la matanza fue identificado como Omar Mateen, según confirmó el congresista Alan Grayson, que visitó el lugar de la tragedia.

Poco se sabe de Mateen, salvo que era un estadounidense de origen afgano, residía en una localidad cercana a Orlando y falleció también en la discoteca Pulse.