Chelsea Manning, la exanalista de inteligencia estadounidense que filtró secretos a Wikileaks, es protagonista del número de septiembre de la revista Vogue, donde narra cómo es su vida en libertad.

Manning, de 29 años, se sincera sobre su vida en libertad después de haber pasado siete años en prisión por haber filtrado centenares de miles de documentos clasificados a Wikileaks.

Aquellas filtraciones fueron en su día la mayor revelación de información clasificadas sobre la llamada guerra contra el terrorismo de Estados Unidos en todo el mundo y pusieron a Wikileaks en la diana del Gobierno de Washington.

Manning, que nació con el nombre de Bradley e inició un proceso de cambio de sexo tras ser condenada a 35 años de cárcel, habla de su etapa como transexual en el área metropolitana de Washington y sobre su nueva vida en libertad y como mujer.

“No vivo con miedo. Estoy feliz por estar en libertad y poder moverme”, explicó a Vogue, donde aparece en traje de baño.

Manning se mostró sorprendida por el “amor” que recibió tras ser puesta en libertad el pasado mayo, después de que el expresidente estadounidense Barack Obama conmutara su pena días antes de abandonar la presidencia a comienzos de este año.

El número de septiembre de Vogue cuenta con la actriz Jennifer Lawrence en la portada.


EFE