En los 70s en la ciudad de México, pude ver en dos ocasiones la versión de Manolo Fábregas, que él dirige y actúa, una con Jaime Garza y la otra con Humberto Zurita en los roles clave de la obra. Más tarde veo la versión en cine, con Richard Burton y Peter Firth, tan claustrofóbica y estremecedora en su estudio sobre la esquizofrenia, como el montaje, y ambos extraordinarios. (Sir Anthony Hopkins hace más tarde al sicólogo, Dr. Dysart, y ya en los 2000, Daniel ́Harry Potter ́ Radcliffe, se desnuda para el rol del chico perturbado, Alan Srang.

1981 en New York, tengo la suerte de admirar un montaje espectacular, extraordinario, de “Amadeus”, pieza seminal de intriga, y cuidadoso examen de la envidia del mediano compositor de la Corte, Antonio Salieri hacia ese genio fulgurante, Wolfgang Amadeus Mozart, que más tarde Milos Forman filma con dos actores fenomenales, F. Murray Abraham y Tom Hulce, nominados, ganando el Oscar estelar el primero. De hecho el film gana en ocho categorías.

Junto con film, dirección, decorados, vestuario y sonido, una estatuilla le es concedida, merecidamente, al autor-adaptador, Peter Shaffer, empatando a su hermano Anthony quien 10 años atrás gana el premio de la Academia por su adaptación de su propio juguete de misterio, Sabueso (Sleuth, 1971).

Peter Shaffer muere el lunes reciente, a los 90 años de edad. Anthony se va en 2001.

Shaffer, en clásico modo dramático-espectacular, fallece estando de visita con amigos y familia en el sureste de Irlanda.

Irónicamente, su pieza maestra está siendo revivida por el National Theatre, programada para el otoño. Su director artístico llama al autor “uno de los grandes escritores de esta generación... las obras que nos deja es un legado perdurable.”

Shaffer nace en Liverpool, Inglaterra, en 1926, y anota su primer hit con “La caza real del sol”, que filman en 1964 (con Robert Shaw y Christopher Plummer), sobre el explorador español Pizarro y su choque con el rey inca Atahualpa por robar su oro.

“Equus” es la historia de un chico con una fijación sicológica sobre caballos. Se estrena en 1973 en Broadway con gran éxito, y se adapta al cine en 1977. Shaffer gana su primera mención Oscar por adaptar el guión.

Daniel Radcliffe revive en
Londres la pieza en 2007,
marcando su debut (afortu
nado) en teatro. La trae a
Broadway e inicia toda una 
nueva carrera..

“Amadeus” explora la rivalidad entre Mozart y Salieri; debuta en 1979 y merece cinco premios Tony y una corrida larga en Broadway. La adaptación fílmica es un triunfo popular y crítico.

Shaffer es hecho Caballero de la Reina Isabel II en 2001, e inducido al Salón de la Fama del Teatro Americano en 2007.

Benditos hermanos Shaffer, describiendo las complejidades de almas torturadas nos han hecho gozar inmensamente.



II TALAVERA SERDÁN

ESPECIAL