Sensibilizados ante la terrible situación sociopolítica en México, los integrantes de Kinky no pudieron resistirse a plasmar cómo perciben la actualidad en una nueva composición, a su estilo: la canción “Un Peso”.

Gil Cerezo, Ulises Lozano, Carlos Cháirez, Omar Góngora y César Pliego compartieron, en entrevista para promover su nuevo álbum, Nada Vale Más Que Tú, el porqué de abrir su disco con ese corte.

“Tiene su parte divertida, de noche y de ruido, pero el primer verso habla más de lo otro: a qué le damos valor nosotros.

“¿Qué tan fácil es corromper a un policía, a un político? Vemos casos horrendos, el caso (Javier) Duarte, en el que parece que todos saldrán libres, la facilidad con la que todos se salen con la suya”, contó Gil, vocalista del quinteto regiomontano.

En el track, disponible al igual que el disco en diversas plataformas de streaming, uno de los versos dice así:

“Y en el discurso del presidente, ¿cuánto cobra cada vez que miente? ¿Cuánto cuesta una bala? ¿Cuánto cuesta una vida negra? Si un policía dispara y no queda preso, ¿qué se compra con un solo peso?”.

“Es parte del replanteamiento de nuestra línea, no tan directa, no tan explícita, pero sí despierta sobre lo que está pasando”, añadió el intérprete, compositor y productor.

Los músicos, quienes radican en Los Ángeles y Monterrey, comentaron sobre su percepción de cómo se vive la era Donald Trump al otro lado del río Bravo.

“Igual Los Ángeles es una de esas ciudades santuario, y sí hay un miedo más latente (entre los latinos), ya se está haciendo un llamado cultural para decir qué hay que hacer si tocan a tu puerta.

“En Miami, luego de las elecciones, unos conocidos nos contaron que en los conciertos de Los Tigres del Norte bajó la afluencia por ese temor de que las autoridades fueran a buscarlos. Es muy lamentable lo que está pasando”, afirmó el intérprete de “Desaparecer”.

Además, en el disco, que ya promueven en México y Estados Unidos, Kinky incluyó la colaboración de Pepe Aguilar en “Charro Negro”, una rola en la que el intérprete de música ranchera aporta, más que versos cantados, unos gritos muy... vernáculos.

“Se dio (la colaboración) y era el ideal para echar esos grititos, que van con la idea de la canción”, detalló Ulises, tecladista.

Kinky lanzó el pasado 7 de julio su primer disco de estudio en cinco años, Nada Vale Más que Tú, que llega luego del MTV Unplugged, hace tres años.

“Es una producción cien por ciento hecha en casa, con colaboraciones logradas por medio de la tecnología y con todas las ganas de hacer algo muy bien cuidado”, puntualizó Gil Cerezo.

Kinky incluyó en Nada Vale Más Que Tú otras colaboraciones, como la de Mariel Mariel en “Acento en la U”, Jarina de Marco en “Qué Calor” y Adrián Dárgelos (líder de Babasónicos) en “Pastillas”.

El material Nada Vale Más Que Tú ya está disponible en plataformas digitales y en formato físico.

Nada vale más que tú ha sido producido por la propia banda y mezclado por Tony Hoffer, quien ha trabajado con artistas como Beck o Depeche Mode.


Agencias