Conocí a Jeisel Torres hace aproximadamente 15 años. Era el cumpleaños de mi abuela y decidí llevarle serenata, por lo que le pedí ayuda a mis tres amigos de toda la vida, quienes a su vez iban acompañados de una persona más. Era Jeisel.

Sonriente, amable y muy ocurrente (hasta la actualidad), Jeisel cargaba un violín en un estuche, el cual sacó para tocar por largo rato en casa de la abuelita.

Desde entonces he mantenido una gran cercanía con Jeisel, el artista, el amigo, el que tocó para uno de mis seres queridos favoritos en uno de sus últimos cumpleaños.

Esa cercanía fue la que me permitió meterme hasta su camerino en la pasada gala del 11º Encuentro de Son Jarocho, Son Huasteco, Fandango y Trovada para entrevistarlo. Con guayabera y pantalón negro, tenis y paliacate amarrado en el cuello, Jeisel nos recibió y decidió compartir esta entrevista con nosotros.


¿Cómo te sientes de estar en Córdoba?

Muy bien. Aunque Córdoba me queda un poco lejos de mi pueblo (Refugio, Oaxaca), para mí es un gran orgullo el ser parte de este gran proyecto, que es el Encuentro del Son Jarocho.


¿Cómo te iniciaste en la música?

Yo inicié en el mundo de la música en el pueblo como todos, cuando tenía 8 o 9 años, soy un músico que se formó en el pueblo, y poco a poco fue escalando en el sentido social. Estudié en la escuela libre de música, ahí estuve como unos seis años, y después opté por irme a la Ciudad de México. Fue maravilloso porque la Ciudad de México me ha tratado increíble, ahí me pude relacionar con ciertos artistas, con cierta gente que ama la música mexicana.


¿Cómo se define Jeisel Torres?

Jeisel Torres es un proyecto de música propia, música de autor, con raíces mexicanas. Creo que ha sido como aventar una propuesta nueva con instrumentos tradicionales de cada estado, como son huasteco, son jarocho y rodearme de todo este género para poder hacer este proyecto, que lleva ya más de 16 años.


¿En dónde ha estado, en dónde está y hacia dónde va Jeisel Torres?

Jeisel Torres ha sido un proyecto que ha estado desde el pueblo, en los festivales del 10 de mayo cuando era niño. Jeisel Torres ha estado ahora en Bellas Artes, en el Zócalo de la Ciudad de México, en muchos festivales internacionales de Rusia, Colombia, Brasil, Argentina, entre otros países. Ahora vamos a seguir trabajando para dejar una buena propuesta en la mesa de este gran país.


¿Qué significa para ti el Encuentro del Son?

Para mí el Encuentro de Son Jarocho es de los eventos que se tienen que hacer, porque finalmente el son es lo que nos da raíz, es nuestra identidad. Yo creo que no hay peor muro que el que nosotros creamos cuando vamos perdiendo cultura, cuando vamos perdiendo raíz, cuando vamos perdiendo identidad, por eso aplaudo este tipo de eventos.


¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Soy un hombre que trabaja mucho, que propone siempre cosas. Mi abuelo decía que hay que tener la lengua corta y las manos largas, y yo me lo creí mucho, siempre trabajo mucho.

Toco la gran mayoría de cuerdas, violín, violonchelo, arpa, jarana; en mis ratos libres me gusta diseñar mucho, me gustan los programas de computadora.


¿Qué te hubiera gustado ser si no fueras músico?

Si no hubiera sido músico hubiera sido político, me apasiona la política… no la ejerzo ni tengo intenciones, pero me gusta mucho. La política es la otra parte que nos toca hacer a nosotros como ciudadanos, no esperar a que la hagan, porque desde hace muchos años no nos está dando resultados.


¿Cómo vives la situación actual del país?

Veo una situación complicada, pero siento que también es una oportunidad para nosotros de poder hacer cosas, de poder actuar, no nada más de levantar la mano para criticar, sino levantar la mano para ver qué podemos hacer por este país.

Con buenas acciones de nosotros los ciudadanos el país va a cambiar poco a poco, pero si uno nada más levanta la mano para escribir en Facebook, para criticar sin aportar nada, eso no nos beneficia en nada.


Jesús Lazcano

Grupo Arróniz