Fortín.- Tras el paso del huracán Franklin, habitantes de la cabecera municipal mostraron su molestia, ya que cunetas y coladeras se taparon de lodo y basura.

Aseguraron los quejosos que esto fue ocacionado por las personas que tienen la costumbre de dejar sus residuos en las esquinas, sin importar que el carro recolector pase o no, por lo que al quedarse los desechos, estos van a parar a las coladeras y las cunetas, sobre todo cuando llueve.

Los afectados expusieron que la corriente de las lluvias que se generó en días pasados trajo basura pero esta aumento aún más después de que personas ajenas al lugar llegaron a depositar su basura y esto ocasionó que animales domésticos esparcieran los desechos sobre la calle, por lo que las coladeras se taparon.

“No entendemos como a escasas cuadras del centro la gente pueda tener esta costumbre, las coladeras se encuentran tapadas de basura y por eso se inundan las calles, es lamentable que no se pueda sancionar a los sujetos que realizan este tipo de acciones que no ayudan en nada a mantener limpio el municipio y sobre todo las calles”, indicó Emanuel, un vecino de la colonia Centro.

Las personas señalaron que tras el paso de Franklin, sobre la calle 5 y avenida 5, así como en la calle 2 y avenida 1 se observa basura en alcantarilla y lodo en cunetas, lo cual es causa de que se generen taponamientos de las alcantarillas y con ello el agua se desplaza por las vialidades, levantando el pavimento.

Reiteraron que sería necesario que las autoridades municipales apliquen sanciones a personas que sean sorprendidas dejando basura en las esquinas de las calles y avenidas.



Sergio Arcos

EL MUNDO DE CÓRDOBA