Cosolapa.-Las fuertes lluvias dañaron más de 20 hectáreas de siembras de caña, según autoridades municipales que realizan el recuento de las afectaciones para solicitar programas de rescate al campo, pues las pérdidas son considerables.

Los aguaceros inundaron los sembradíos de las localidades de Cachalapa y Lodazal, las cuales quedaron bajo el agua y dañaron el crecimiento de las siembra, reconoció el director de Protección Civil Edmundo Fidencio Saavedra.

El funcionario refirió que para hacerle frente al problema efectúan un levantamiento de afectaciones y solicitan ante Sagarpa la aplicación de programas emergentes para productores afectados.

Derivado de que aún no terminan la evaluación de daños no especificó a cuánto ascienden las pérdidas económicas que generó el paso de Franklin por esta región, sin embargo, aseguró que únicamente impactó al campo cañero, pues no reportan daños a viviendas, ni deslaves en carreteras.

“Hubo daños considerables en la caña, los cultivos se inundaron y después de realizar un levantamiento de afectaciones esperemos llegue la ayuda para los productores, quienes han tenido que aplicar distintas medidas para sacar el agua”, puntualizó.

Aunque no hay afectaciones en colonias por las lluvias, adelantó que será necesario abrir un albergue para en caso de emergencia durante la época de ciclones y huracanes, el cual se ubicará en las instalaciones del DIF municipal, mismo que será permanente y contará con los servicios básicos para las familias que se ubiquen en zonas de riesgo.


ANTONIO ARRAGÁN

EL MUNDO DE CÓRDOBA