II JAZMÍN SUAZO SOLÍS

EL MUNDO DE CÓRDOBA


Córdoba.- El colectivo de Familias de Desaparecidos Córdoba-Orizaba buscará en los libros de la Fiscalía para saber la identidad de las personas que han sido sepultadas en las fosas comunes de los municipios, así como revisar los libros de los que están en las cárceles del estado, ya que se han dado casos donde los han encontrado ahí.

En una segunda reunión como colectivo con el fiscal Luis Ángel Bravo Contreras se acordaron algunos puntos de trabajo y se presentaron cinco nuevos casos de la región de Córdoba, entre ellos, la desaparición de una mujer de 40 años hace 5 días en San José de Gracia, Amatlán.

“No quisiéramos, pero cada día hay más familiares que se suman al colectivo de mayo a la fecha ya casi somos 50, tan sólo hoy presenté cinco casos nuevos, tres tienen días de haber desaparecido. La próxima semana iniciaremos a revisar libros, esto urge porque las familias tienen la inquietud de ir a las cárceles a hacer una revisión, apenas se nos dio el permiso en las cárceles del estado, faltan las federales”, dijo Aracely Salcedo.

Durante la reunión que duró más de dos horas también se pidieron a veces de los perfiles genéticos de cada integrante del colectivo para que sean agregados a los expedientes y en caso de encontrar restos humanos se cotejen con el ADN de los familiares.

“Hemos tenido experiencias, tan sólo en Xalapa, dos padres hallaron a sus hijos en los anfiteatros y pasaron años buscándolos, a una la encontraron en una fosa común”.

La FGE tiene el plazo hasta el 9 de septiembre para la revisión de libros tanto de los sepultados en fosas comunes, de los que han fallecido en cárceles, así como los que cumplen una condena.