Fortín.- Habitantes de la comunidad de Mata Larga solicitaron el apoyo de autoridades municipales para que un río que cruza este asentamiento sea saneado, ya que la cantidad de mosco ha comenzado a afectar su salud limitando sus actividades cotidianas al presentar malestares por picaduras de los insectos.

Especificaron que a pesar de haber lanzado cal para mitigar los olores fétidos que se desprenden del río, esta medida no ha sido suficiente.

Apuntaron que la llegada de las lluvias ha generado la presencia de moscos, además de olores fétidos que se han incrementado en el arroyo, afectando principalmente a por lo menos 15 familias que se ubican a escasos metros del afluente y quienes han presentado infecciones por picadura de mosco.

Quienes se han visto afectados relataron que es necesario que se aplique algún insecticida al río para contener el mosco que consideran es la causa principal de las enfermedades que la población ha comenzado a padecer.

“Aquí los niños andan bien marcados de sus pies tienen muchas ronchas de que los pican por las noches los moscos, uno todavía aguanta, pero nos preocupan nuestros hijos”, dijo Carlos Huerta, habitante de Mata Larga.

Asimismo, los pobladores manifestaron que han tratado de aminorar los olores que desprende el río regando cal y con ello, también se mueran las larvas de los moscos, pero esta medida adoptada no ha sido suficiente para contener el malestar que presentan por picadura de mosco.

Esperan que las autoridades municipales puedan apoyarlos con algún tipo de fumigación que detenga la presencia de moscos, ya que temen sufran de enfermedades transmitidas por el mosco.

“Aquí nadie sabe si ya le dio dengue, nada más nos damos cuenta de que se enferman pero aquí mismo se curan, pero ya cuando es más fuerte la enfermedad recurrimos al Centro de Salud de la cabecera municipal”, opinaron los pobladores.


Sergio Arcos

EL MUNDO DE CÓRDOBA