Amatlán.-La falta de presencia de la Policía Militar en los tramos carreteros Córdoba-Amatlán, generó que en la última semana se registrarán tres robos a mano armada a taxistas.

En días pasados, a la altura de la unidad habitacional de Peñuela se registraron los hechos violentos durante el fin de semana, lo cual evidenció la falta de seguridad en esta zona donde anteriormente la Fuerza Civil instalaba retenes para controlar el paso de personas armadas, pero tras la llegada de elementos federales, se retiró la vigilancia en este punto, denunció Esteban Torres, integrante de la Coalición de Taxistas.

Lamentó que Córdoba se quedó con el resguardo de la mayor parte de la seguridad y se olvidaron de localidades donde los índices delictivos se dispararon y aunque la policía Municipal de Amatlán realiza recorridos, dijo que resultan insuficientes para combatir la delincuencia, debido a que los atracos se cometieron en la noche.

“Las entradas y salidas de Peñuela son las más peligrosas, la Policía Militar no hace presencia a través de operativos, por las noches tratamos de utilizar calles transitadas y no levantar pasaje en lugares sólidos”, mencionó.

Pese a esas medidas, en la última semana se registraron tres robos a conductores y pasajeros de taxis a quienes los despojaron de la cuenta del día y artículos personales.

Derivado de los operativos que aplicaba la Gendarmería y Fuerza Civil, señaló que los atracos a conductores habían disminuído, sin embargo ahora aumentaron.


Antonio Arragán

El Mundo de Córdoba