Región.- Tan sólo en lo que va del mes de septiembre se han presentado en municipios de la región siete sucesos violentos, sobre todo cuerpos ejecutados, en ríos o enfrentamientos. Siendo los municipios de Cuitláhuac, Amatlán y Omealca los que principalmente arrojan estas cifras.

Los números señalan que la violencia ha recrudecido en la región, ejemplo de esto es que en abril se presentaron tres muertes, pero, para mayo se incrementó a 16 los fallecimientos violentos.

En agosto fueron 14; el 4 de agosto se dio el primer caso de un ejecutado en Cuitláhuac, mientras que tres días después encontraron el cuerpo de un hombre en el camino de Fortín viejo, ese mismo día asaltaron en Tezonapa a diversos negocios. El 9 asesinaron a otro hombre en el Mirador de Fortín.

Para el 10 de agosto en Omealca rescataron a un trailero secuestrado y se capturó al delincuente, un día antes habían asesinado al hijo de un exalcalde de Yanga en Cuitláhuac. En Camarón de Tejada un grupo armado baleó y quemó una casa.

El 1 de septiembre en Orizaba aprehendieron a un supuesto jefe de plaza, ese mismo día en Huatusco secuestraron al hijo de un ganadero. Al día siguiente hallaron a un ejecutado en el municipio de Paso del Macho.

Mientras que para finales de agosto y principios de septiembre se presentaron hechos violentos que generaron pánico en la región por las persecuciones que se registraron en Orizaba, Ciudad Mendoza y Nogales, con balaceras de hasta 12 horas, cerca de escuelas, clínicas y mercados.


VIGILANCIA PIDEN MAYOR SEGURIDAD

› Ante el aumento de la violencia que cada día es más cercana a los ciudadanos, autoridades de diversos municipios han solicitado una mayor presencia de las fuerzas federales y estatales para tratar de disminuir los hechos violentos.


JAZMÍN SUAZO SOLÍS/EL MUNDO DE CÓRDOBA