Antonio Arragán

EL MUNDO DE CÓRDOBA


Omealca.- Tras considerarlo un riesgo por las cantidades de combustible que transporta, ejidatarios de Xúchiles exigieron a Petróleos Mexicanos mantenimiento urgente de la red de ductos que atraviesan por Cuichapa y Omealca, debido a que señalaron son constantes los olores a hidrocarburo que se perciben en esta región, derivado de los constantes daños que registra la tubería por el robo de gasolina.

Según pobladores de este lugar, por las noches se registra un aroma a gasolina que proviene de las parecelas de estas localidades donde se han registrado tomas clandestinas; Cirilo Luna, represente ejidal, señaló que es necesario que personal de Pemex verifique las tomas de 24 pulgadas de grosor que atraviesan por estos lugares, debido a que podrían estar deterioradas por los saqueos.

“Nos preocupa el fuerte olor a combustible, por las noches Xúchiles se llena de ese aroma que provoca dolor de cabeza, no sabemos qué ocurre en realidad, es evidente que corremos riesgo de una explosión”, comentó el campesino.

Según versiones de ejidatarios, coinciden que se trata de un riesgo el paso de la tubería por esta zona que comprende más de 10 kilómetros entre ambos municipios, por lo que a través de juntas ejidales convocarán para obligar a Pemex a verificar las condiciones de la infraestructura, la cual causa incertidumbre por las malas condiciones.

Mencionó que el problema empeoró en octubre del año pasado, cuando habitantes reportaron esta anomalía a la paraestatal, limitándose únicamente a realizar verificaciones superficialmente que no han terminado con el problema.