OPLE e INE ya están listos para afrontar hoy la jornada electoral.



Ayer, ambos organismos concluyeron los últimos detalles y trámites para enfocarse hoy a la realización de la elección.



Por parte del INE, su labor termina una vez instaladas las casillas y da el testigo al OPLE, que será el encargado de la recolección, traslado y conteo de los paquetes electorales.



Desde que iniciara el proceso electoral el pasado mes de noviembre, ambos organismos han tenido que trabajar de la mano para concluir, el día de hoy, el relevo completo al OPLE.



El INE tiró de su infraestructura para organizar el proceso en cuestiones como capacitación electoral e integración de casillas, ademas de todos los asuntos relacionados con el Registro Federal de Electores, así como el monitoreo de radio y televisión, además de la fiscalización.



El OPLE por su parte se ocupó del registro de candidatos y sus campañas, pero tomará su actividad más intensa a partir de hoy, con la jornada electoral y con la sesión de cómputo el próximo miércoles 8 de junio.



De él va a depender el escrutinio y cómputo de los votos que finalmente le den la silla de gobernador o diputado local a los aspirantes a tales puestos.



A nivel estatal, 5.7 millones de veracruzanos tendrán la oportunidad de votar el día de hoy. Aunque la participación en años anteriores ha sido baja y ha predominado el abstencionismo, las autoridades electorales esperan que en esta ocasión la votación llegue al 60 por ciento de participación.



A nivel distrital, 194 mil 588 ciudadanos de Amatlán, Córdoba y Yanga decidirán quién quieren que les represente en el Congreso Local los próximos dos años.



Tanto INE como OPLE van a monitorear esta elección casi en directo, esperando que sea una jornada tranquila y pacífica, dejando fuera posibles altercados que puedan afectar y manchar la jornada.



Editorial/El Mundo de Córdoba