Ciudad de México .- El Instituto Nacional Electoral (INE) desechó una queja presentada por Morena en donde se pidió investigar los presuntos recursos que se encontraron en una oficina del PRI en Nezahualcóyotl, la cual fue asaltada el pasado 5 de mayo.

Grupo REFORMA publicó que en el incidente, donde fallecieron cinco personas, un comando intentó asaltar las oficinas del tricolor en Neza, denominadas Comité de Gestión Social, porque, de acuerdo a mandos policiacos municipales, iban por 4 millones de pesos en efectivo que estaban en el lugar.

El dinero, según testimonios e indagatorias, era para pagar a promotores de voto del PRI, quienes el día del incidente hacían una larga fila para ser remunerados.

De igual manera, se denunció que durante el siniestro, en el lugar se encontraba la diputada local priista Marisol Díaz Pérez.

No obstante, el Consejo General del INE desechó la queja hoy bajo el argumento de que aún no se tienen elementos que permitan acreditar que en las oficinas haya habido dinero involucrado en beneficio de una campaña electoral.

Detalló que, si bien se le solicitó información a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), instancia que también investiga el asunto y rastrea el supuesto dinero, dicha institución les informó que la investigación apenas está en sus primeras etapas, por lo que evitó pronunciarse.

"(La Fepade) precisó que las carpetas se encuentran en etapa de investigación inicial, desahogando diligencias tendientes al esclarecimiento de los hechos, razón por la cual, no se encontraba en aptitud de emitir pronunciamiento alguno, hasta en tanto no se reúnan los indicios necesarios y, así, no transgredir el principio que rige el debido proceso", indica el expediente del caso.

En tanto, el INE indicó que la diputada Díaz Pérez reconoció que sí estuvo en el lugar y fecha de los hechos; no obstante, le aseguró a la autoridad electoral que no tenía conocimiento de que las instalaciones fueran propiedad del PRI.

No obstante, Grupo REFORMA publicó que dichas oficinas están a cargo de Ernesto Aguilar, ex regidor priista de Neza, y el mismo partido condenó el ataque al recinto, en donde supuestamente se capacitaba a militantes tricolores.

"En respuesta (la legisladora local) mencionó que sí estuvo en el lugar y fecha de los hechos, aclarando que no tenía conocimiento que las instalaciones fueran propiedad del Partido Revolucionario Institucional y que el motivo de su presencia en dicho lugar se debió a una reunión de carácter privado, negando la entrega de recursos a los asistentes", subraya el expediente del INE.

Reforma