Ciudad de México.- Ya es oficial: a partir de mañana dejará de existir en México un precio máximo en las ventas de primera mano de gas natural y éste se fijará de acuerdo con la oferta y demanda.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) publicó hoy en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el acuerdo que establece la liberalización de dicho precio, aprobado ayer por el pleno del organismo regulador.

Eso significa que tanto Pemex como los importadores y productores de gas natural podrán fijar su propio precio, pues éste dejará de estar controlado.

"Petróleos Mexicanos y sus organismos subsidiarios y divisiones deberán determinar el precio del gas natural objeto de venta de primera mano bajo condiciones de libre mercado", aclaró la CRE en el documento.

El organismo regulador identificó dos mercados de influencia del precio de venta de primera mano en el País: Reynosa y Ciudad Pemex, en Tabasco, donde participan varios agentes económicos.

"La eliminación del precio máximo de gas natural permitirá que estos agentes, distintos a Pemex, ofrezcan al mercado alternativas de suministro de gas natural", señala en el DOF.

Otro objetivo es incentivar la producción de gas natural en el País, pues la que reporta Pemex ha ido cayendo en los últimos años.

Reforma