Ciudad de México.- Los programas de protección comercial que el Gobierno tiene para los sectores de calzado, vestido y acero distorsionan los precios y afectan al consumidor final, según la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Creados como mecanismo para evitar que la industria nacional compita en condiciones desfavorables con proveedores extranjeros, uno de los efectos es que la eliminación de la competencia se traduce en precios más caros en el mercado.

Alejandra Palacios, comisionada presidente del organismo, dijo que en caso de algunas prendas de vestir, el cliente paga hasta 24.5 por ciento más.

"Estas medidas aplicables al sector calzado -precios estimados y aduanas especiales- en combinación, pueden impedir, restringir o encarecer la importación de productos, afectando con ello el proceso de libre concurrencia y competencia en estos mercados", dice el estudio "Política comercial con visión de competencia", elaborado por la institución.

En el caso de calzado y vestido, la Cofece señala que desde 2008, cuando el País inició un procedimiento de desgravación arancelaria unilateral, la reducción para estos sectores fue mucho más controlada que para otras manufacturas.

Luego, en 2012, cuando el programa reduciría sustancialmente los aranceles, éste fue suspendido.

Adicionalmente, en 2014, se crearon medidas especiales no arancelarias para controlar mejor las importaciones, como precios de referencia, que impiden las importaciones que llegan por debajo de un precio mínimo, y aduanas especiales, que significa que los productos sólo pueden entrar al País por puertos específicos.

"Esto, en combinación, encarece las importaciones de estos bienes de países no TLC y elimina opciones de consumo más favorables al consumidor", dice el reporte.

Para el acero existen la mayor cantidad de fracciones arancelarias sujetas a cuotas compensatorias por motivo de dumping además de un alza generalizada del arancel cobrado, de 15 por ciento.

"Aunado a medidas de supervisión como los 'avisos automáticos', se restringe la oferta de un insumo que es fundamental para múltiples actividades económicas", dice el documento.Reforma