Ciudad de México.- Las 280 hectáreas que Ford recibió en donación para construir una planta en San Luis Potosí serán devueltas esta semana al Gobierno del estado, según Gustavo Puente, secretario de Desarrollo Económico de dicha entidad.

El terreno, pagado en mayor parte por el Gobierno estatal y 60 hectáreas por el municipio de Villa de Reyes, ya estaba escriturado a nombre de la compañía estadounidense, pero con la cancelación de los planes se invalida la propiedad.

“Estábamos empezando con la parte de desarrollo de infraestructura y de las 280 hectáreas ya se habían entregado en plataforma alrededor de 100 hectáreas, según el cronograma acordado, y ellos apenas estaban comenzando con el inicio de la instalación de estampado”, explicó el titular en entrevista con REFORMA.

El terreno vacío no quedará ocioso: ya hay tres empresas interesadas en adquirir parte de él, si bien para que esto se concrete primero tiene que terminarse formalmente su devolución.


II Agencia Reforma