Ciudad de México.- En asociación con la multinacional Glencore, el grupo mexicano G500 planea abrir su primer franquicia.

Esto está proyectado a inicios de junio en el Estado de México y extenderla a mil 400 estaciones de servicio en el País.

Para dar este paso, ambas empresas tienen planeado invertir arriba de 500 millones de dólares en México, detalló Antonio Caballero, presidente de la agrupación de empresarios gasolineros, que hasta ahora operaban como franquicias de Pemex.

"Vamos a seguir con la calidad del servicio mexicano, solamente en términos de tecnología vamos a ir aplicando programas de lealtad, tarjetas, que paguen por teléfono y una serie de innovaciones", explicó.

Las mil 400 gasolineras con la imagen de la franquicia G500 se ubicarán en varios puntos del País y estarían listas antes de que termine 2018.

Su apuesta es arrancar con estas franquicias del grupo en el País y después expandirse hacia los 50 países donde Glencore, uno de los mayores proveedores de materias primas en el mundo, tiene operaciones.

"Que donde ellos vendan su producto tenga presencia G500", resaltó.

Al igual que han hecho otras marcas, Caballero adelantó que venderán en un inicio la gasolina que les vende Pemex con un aditivo para diferenciarse de la competencia.

"No estamos esperando a que lleguen los extranjeros a llevar los beneficios a otro lado, sino que se queden en nuestro País", afirmó el presidente de G500.

Estiman que a inicios del próximo año estarían importando gasolinas y diesel de Glencore al País, pues planean participar en las temporadas abiertas de ductos de Pemex Logística.

El negocio conjunto incluirá además servicios complementarios en las estaciones, precisó Glencore mediante un comunicado.

"Esta nueva era del mercado petrolero en México ofrece a Glencore una oportunidad para desarrollar su larga historia de proveedor de productos de petróleo", indicó.

Esta compañía espera desarrollar también logística nacional.

G500 nació como una agrupación de empresarios gasolineros mexicanos que se asociaron para enfrentar la competencia en el mercado y recientemente fueron aprobados como club de compra de combustibles por parte de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Glencore es uno de los mayores productores y el comercializador de más de 90 materias primas.

Opera en más de 50 países y cuenta con una capacidad de almacenamiento de 28 millones de barriles de almacenamiento de gasolinas y diesel en el mundo.

Desde hace más de 20 años le vende a Pemex gasolina y diesel.

Agencia Reforma