México.- La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) de México se apresta a recibir a Mario Villanueva Madrid, exgobernador de Quintana Roo, cuando sea deportado por Estados Unidos para ejecutar la orden de detención que existe en su contra, informó hoy la institución.

La PGR confirmó en un boletín reportes de prensa en el sentido de que Villanueva será liberado en breve por las autoridades carcelarias estadounidenses "en virtud de que han tenido como cumplida la sentencia que le fue dictada por la Corte Federal para el Distrito Sur de Nueva York al declararse culpable de la comisión del delito de lavado de dinero".

Añadió que "se están tomando las previsiones necesarias para coordinar su entrada a territorio nacional".

"Una vez liberado de prisión, Mario Ernesto Villanueva Madrid será puesto a disposición de las autoridades migratorias de los Estados Unidos de América (ICE), mismas que determinarán la fecha de su deportación a México", abundó.

La institución recordó que Villanueva fue entregado en extradición el 8 de mayo de 2010 a Estados Unidos y que, al haberse declarado culpable de lavado de dinero, la Corte Federal le impuso una sentencia de 131 meses de prisión, acreditándosele el tiempo que estuvo detenido en México antes de ser extraditado.

Refirió que en contra del exgobernador está pendiente una sentencia condenatoria emitida, en segunda instancia, dentro de un proceso penal a cargo del Juzgado Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México.

"La Procuraduría General de la República, en coordinación con las autoridades migratorias estadounidenses, estará al tanto de la fecha en que las autoridades migratorias de ese país resuelvan (la fecha de deportación), con el fin de ejecutar la orden de detención de Villanueva Madrid para el cumplimiento de la sentencia mexicana", acotó.

Villanueva Madrid se convirtió en mayo de 2010 en el primer exgobernador mexicano extraditado a Estados Unidos para ser juzgado por delitos relacionados con el narcotráfico, después de cumplir una condena en México por lavado de dinero.

Fuentes de la PGR revelaron entonces que Villanueva facilitó durante su mandato el tráfico de cocaína colombiana por Cancún hacia Estados Unidos, lo que motivó su entrega a ese país.

Según las fuentes, el exgobernador llegó a recibir entre 400.000 y 500.000 dólares por cada cargamento de cocaína que le permitía realizar al cártel de Amado Carrillo Fuentes, alias "el Señor de los Cielos", máximo responsable del cártel de Juárez hasta su muerte en 1997.

Emanado de las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece el presidente Enrique Peña Nieto, y gobernador de Quintana Roo entre 1993 y 1999, Villanueva fue detenido en Cancún en mayo de 2001 y sentenciado a seis años de cárcel bajo el cargo de lavado de dinero.

Fue liberado el 21 de junio de 2007, pero a las mismas puertas del Reclusorio Norte de Ciudad de México volvió a ser capturado a petición de Estados Unidos, que lo reclamaba en extradición.

El laberinto legal mexicano continuó, ya que un juez le condenó en junio de 2008 a 36 años de cárcel por narcotráfico y fomento a la delincuencia, pero en marzo de 2009 otro tribunal anuló la sentencia, lo que le dejó a las puertas a la extradición, concretada durante el mandato del presidente Felipe Calderón (2006-2012), del Partido Acción Nacional (PAN).

Hasta ahora la PGR no ha aclarado si la orden de detención pendiente contra Villanueva a la que aludió en su boletín corresponde a la ratificación de esta condena en segunda instancia o si se trata de otro proceso.

EFE/Foto: REFORMA