México.- Por primera vez, los empresarios agrupados en la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) tomaron las escalinatas del Ángel de la Independencia para pronunciarse en contra de los corruptos y la impunidad que les caracteriza.

Gustavo de Hoyos, presidente la Coparmex, arropado por delegados de la cúpula empresarial, dirigió un mensaje en el que se manifestó en contra de lo aprobado por los senadores en la Ley 3de3.

Dijo que el Sistema Nacional Anticorrupción es un logro de la sociedad mexicana, ya que fue respaldado por 634 mil 143 ciudadanos con nombre y apellido.

El líder empresarial reconoció a los senadores que sí asistieron a votar y lo hicieron respetando el espíritu original de las iniciativas.

El proceso legislativo sigue herido, dijo, por que algunos senadores pretenden pedir a los particulares que realicen sus declaraciones.

“Ahora pretenden pedir a los trabajadores y a las empresas de este País que hagan lo que ellos no están dispuestos a hacer con sus representados, luego de un largo año de no resolver la legislación de las siete leyes del Sistema Nacional Anticorrupción y de violar el plazo constitucional de último momento pretenden modificar el espíritu ciudadano de esta iniciativa”, acusó.

Por su parte, El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) consideró que la propuesta para que las personas físicas y morales presenten las declaraciones fiscales, patrimoniales y de intereses es excesiva e inaplicable en la práctica. En un comunicado, advirtió que la inclusión a última hora en el Senado es inadecuada para los fines de prevenir y sancionar la corrupción.

“Esta medida en particular, lejos de contribuir a la transparencia, generará opacidad y desviará la atención de los procesos realmente relevantes para detectar y sancionar la corrupción”, subrayó el CCE.

II AGENCIA REFORMA