Ciudad de México.- La Suprema Corte de Justicia discutirá esta semana un proyecto que declara constitucional la regulación de las marchas y manifestaciones en la Ciudad de México, así como la prohibición al bloqueo de vías primarias.

El Pleno de la Corte debatirá un proyecto del ministro Alfredo Gutiérrez que avala los artículos 212 al 214 de la Ley de Movilidad capitalina, vigente desde julio de 2014, que fue impugnada por las comisiones de Derechos Humanos tanto Nacional como de la CDMX.

"Del proceso legislativo de la emisión de la Ley de Movilidad se advierte que la finalidad constitucionalmente imperiosa para restringir los derechos a la libre circulación, expresión y reunión radicó en imponer reglas que aseguraran la seguridad pública en las vialidad en la Ciudad de México, el orden público y la protección de derechos de las personas que no participaran en la manifestación, como la libertad de tránsito o deambulatoria", dice el proyecto.

Los artículos en cuestión ordenan a los interesados en manifestarse dar aviso con 48 horas de anticipación a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), y prohiben tanto las marchas como cualquier otra concentración o bloqueo que se realicen en "vías primarias de circulación continua".

Gutiérrez propuso a sus colegas realizar una interpretación conforme en el tema del aviso previo a la autoridad, para aclarar que se trata de una mera formalidad, y que la falta de dicho aviso no podría dar lugar en automático a la disolución de una manifestación que no lo hubiera presentado.

De hecho, la SSP informó al ministro durante el trámite del juicio que en la ciudad se han registrado 3 mil 644 manifestaciones sin aviso previo, mismas que la autoridad "no ha considerado ilegales".

El aviso previo fue una de las principales objeciones de las comisiones de derechos humanos, que sostuvieron que podría convertirse "en un mecanismo de censura previa a la libertad de expresión y un requisito discriminatorio entre grupos que sí presenten el aviso y los que no".

Pero el proyecto considera que el aviso no es un acto de censura previa, y por el contrario es una medida proporcional e idónea, necesaria para prevenir a la población y equilibrar el derecho a la libre expresión con el de libre tránsito del resto de las personas.

En el tema de los bloqueos, Gutiérrez también propuso avalar la prohibición a que se establezcan en vías primarias.

"La facultad para evitar el bloqueo de las vías primarias de circulación continua tiene un ámbito de aplicación restringido (sólo para el cierre definido), no radica en una facultad generalizada para la disolución de cualquier concentración humana que se lleve en los espacios públicos ni para disolver las reuniones esporádicas", explica.

Un tema que podría ser objeto de discusión entre los ministros es que se debe entender legalmente por "vías primarias de circulación", pues hay varias normas locales que parecen contener distintas definiciones.

Estas normas son idénticas a las que existían en la anterior ley de la materia, expedida en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador, que en su momento no fueron impugnadas y en la practica son aplicadas selectivamente por las autoridades.

REFORMA/Foto: REFORMA