CULIACÁN, Sinaloa .- Un día antes de la fuga de Juan José Esparragoza Monzón, "El Azulito", y de otros cuatro capos del Cártel de Sinaloa, hubo una fiesta dentro del penal, con música, alcohol y drogas, revelaron familiares de presos en el penal de Culiacán.

De acuerdo con los testimonios recabados por Grupo REFORMA, la noche del miércoles hubo un festejo entre los módulos 5 y 7 del reclusorio, los cuales, según las versiones, son "gobernados" por los hijos de Joaquín "El Chapo" Guzmán e Ismael "El Mayo" Zambada.

Previo a la fiesta, el martes, según el relato, se cambió a algunos presos de módulos en el penal, porque se estaban agrupando los presos afines a Iván Archivaldo Guzmán y Zambada.

"Yo le pregunté a mi hijo que por qué lo habían cambiado y por qué había dejado sus cosas en el otro módulo, y él me dijo que eran órdenes de alguien pesado. Me dijo que era de fuera, que había sido Archivaldo", comentó una mujer que solicitó el anonimato.

REFORMA