Luis Velázquez

Escenarios

1

Todo se ha consumado. El OPLE ha emitido su fallo. PRI, 5 distritos. Morena, 11. PAN y PRD, 14, para integrar la 64. Legislatura.

El PRI, por tanto, minoría. El PAN, mayoría. En la gubernatura, un panista que lanzara del palacio de Xalapa al tricolor en mancuerna con el sol azteca.

Tal cual, un gobernador con toda la fuerza legislativa.

Falta, claro, ajustar el número de curules pluri.

Pero de entrada, PAN y PRD, ganones.

Así, y entre otras lecturas ha de concluirse: Héctor Yunes Landa solo ganó en cinco distritos, a saber, Pánuco, Álamo, Papantla, San Andrés Tuxtla y Acayucan.

Pánuco. El cacique huasteco, Ricardo García Guzmán, dos veces Contralor del gobierno de Veracruz, ex presidente municipal de su pueblo, ex diputado local, amigo de Javier Duarte, pero también de Miguel Ángel Yunes Linares, lanzó, al fin caciquito, a su hijito de diputado local. Y ganó. Y ganó doble, triple, porque él está trepado en el poder, y porque al otro hijo lo tuvo de diputado y ahora de alcalde, y el otro hijo irá al Congreso camino a l presidencia municipal el año entrante.

García Guzmán ganó la curul para su hijo, y en automático, para Héctor Yunes, aun cuando bien pudo operar por debajo del agua, siniestro como es, a favor de Miguel Ángel.

Álamo. Héctor Yunes ganó en el distrito, gracias a la operación electoral del tuxpeño, Crisóforo Hernández Cerecedo, ex presidente municipal de Tuxpan, y quien cuando Pericles Namorado Urrutia fue impuesto como alcalde, enfurecido, molesto, irritado, revoloteó al pueblo.

En Papantla se impuso el cacique indígena, Basilio Camerino Picazo Pérez. Y Héctor ganó en el distrito. De paso, Basilio también se quedó con la curul para él, no obstante la sombría hoja de servicios que ha coleccionado desde tiempo.

Por fortuna, Basilio debe su triunfo al trabajo operativo de Emiliano López, líder de la Liga de Comunidades Agrarias en el cuatrienio de Dante Alfonso Delgado Rannauro, en que derrotara en contienda interna a su adversario, Roberto Álvarez Salgado, "El mandiguita", enfermo, toda la vida, de asma, igual que Ernesto "El che" Guevara, por citar, digamos, una referencia histórica.

Yunes Landa también ganó en el distrito de San Andrés Tuxtla. Vicente Benítez, "El señor de las maletas voladoras", "El profe de las tangas", ganó la curul con "Los señores Pípilas", Manuel Rosendo Pelayo, el alcalde del pueblo a quien le asesinaron a su escolta, y Jorge Carvallo Delfín, "El hijo más ruin que he tenido" según afirma su padre.

"El chileno", pues, se impuso, y levantó expectativas electorales para Yunes Landa.

Acayucan es el quinto distrito donde ganó Héctor, y que fue operado por Érick Lagos Hernández, el diputado federal y mago electoral que ganara la curul al Congreso de la Unión con la más alta votación, gracias a la compra del voto, y por añadidura, al fraude, honrando así su filosofía de vida que le aprendiera al góber fogoso en el sentido de que "en política todo lo que se compra con billete sale barato".

2

García Guzmán, Crisóforo Hernández, Emiliano López, Vicente Benítez, Jorge Carvallo y Érick Lagos se levantaron por encima del resto de sus colegas priistas y "sacaron al buey de la barranca".

Mejor dicho, ante la masacre electoral sufrida por el tricolor fueron los únicos que honraron a su partido.

Y, por tanto, algún estímulo han de recibir, por ejemplo, una Barbie para un fin de semana.

Pero más aún, de cara a la elección de los 212 candidatos a presidentes municipales y los 2,500 a síndicos y regidores el año entrante, casi casi a la vuelta de la esquina, en la primavera del 2017 a más tardar, han de perfilarse como maestros de la operación electoral para enseñar a los demás el secreto político para ganar en las urnas, con todo y el peso del hartazgo social en contra de Javier Duarte y que fue, y por encima de todo, el factor número para la derrota del PRI y el triunfo del PAN y el PRD.

Ellos han de capacitar a las huestes priistas, pues de lo contrario, la bolita de cristal mira un escenario terrorífico para el tricolor, tanto para las alcaldías como la elección del gobernador, el presidente de la república, los diputados locales y federales y de senadores en el año 2018.

Claro, ya se sabe que Érick Lagos, Carvallo junior y Vicente Benítez ganan los comicios con el billete por delante, y por tanto, estarían en desventaja el año entrante cuando el gobernador sea Miguel Ángel Yunes Linares.

Así, el arte de la guerra y el triunfo electoral lo han de dominar Crisóforo Hernández y García Guzmán para capacitar a las tribus, sin confiar al cien por ciento en el billete fácil.

Con otros Crisóforos, Héctor Yunes sería el sucesor de Javier Duarte.

Y es que los operadores electorales de Javier Duarte, con su mago al frente, Gabriel Deantes Ramos, prófugo de la justicia yunista, descarrilaron al tricolor el domingo 5 de junio, el día que Veracruz fue estremecido.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz