Ciudad de México.- La promesa de Donald Trump de construir un muro entre Estados Unidos y México no tiene posibilidades de implementarse, coincidieron los alcaldes de Fort Worth y Dallas, ciudades del Estado de Texas.

"Es algo que no va a suceder, el Congreso estadounidense no va a permitir que ocurra, es físicamente imposible y podría apostar mi último dólar y los dólares de mis hijos a que eso no va a ocurrir", dijo el Alcalde de Dallas, Mike Rawlings.

En tanto, Betsy Price, Alcaldesa de Fort Worth, señaló que debe reconocerse que México y Texas han mejorado mucho sus pláticas en materia de migración, conversaciones que versan más sobre el Estado de derecho que sobre muros o bardas.

Los funcionarios, quienes realizan una visita de trabajo a la Ciudad de México para impulsar los vínculos comerciales y culturales, hicieron algunos comentarios sobre el aspirante republicano Donald Trump.

"Quiero decir algo, porque en verdad me irrita: cuando los líderes no eligen las palabras correctamente, el liderazgo es un regalo que tenemos de los medios, de los ciudadanos, tenemos la responsabilidad de usar las palabras de manera cuidadosa y hago un llamado a todos los políticos a que construyan puentes, no muros, y que garanticemos que entendemos la naturaleza humana de otros individuos y que lo respetamos", abundó Rawlings.

Recordó que actualmente la migración neta hacia Estados Unidos es negativa, es decir, hay más estadounidenses entrando a México que mexicanos ingresando a la Unión Americana, en parte por el crecimiento de la economía en México, sobre todo de los estados del norte del País.

Price celebró que las autoridades mexicanas hayan adoptado una posición más proactiva para promover las aportaciones de los mexicanos en Estados Unidos, ante el clima antiinmigrante de las campañas electorales.

"Estoy encantada que vengan a contar esas historias, creo que todos deberíamos estar hablando de nuestra historia, del desarrollo de la relación, del intercambio de nuestra cultura, de las oportunidades educativas, aquí hay una oportunidad de oro", expresó.

Apenas el lunes, la Canciller Claudia Ruiz Massieu pronunció un discurso ante el foro global del Comité Judío- Americano en Washington para lanzarse en contra de los mensajes antiinmigrantes en Estados Unidos.

Price afirmó que la posible llegada de Trump al poder no implicará una desvinculación de América del Norte, un verdadero mercado cuyas puertas es inviable cerrar.

Reforma