El NRG Stadium de Houston estará hoy lleno hasta la bandera para presenciar la primera semifinal de la Copa América Centenario, que disputarán Estados Unidos y Argentina.

Los organizadores del torneo informaron de que las entradas para el choque están agotadas, por lo que se espera a casi 72.000 personas en las gradas del coliseo tejano para ver al equipo anfitrión y al argentino Lionel Messi.

Es la tercera vez que se venden todas las entradas en lo que va de torneo. Las otras dos fueron en los cuartos de final: en Santa Clara para el México-Chile y en Nueva Jersey para el Perú-Colombia.

El NRG Stadium es la casa de los Houston Texans, de la NFL de fútbol americano, y el tercer estadio más grande de los que están acogiendo la Copa América, después del Rose Bowl de Pasadena (California) y el Metlife Stadium de East Rutherford, en Nueva Jersey.

Messi y compañía no notarán los efectos de los casi 35 grados de temperatura y 70 % de humedad de Houston gracias al techo corredizo que permite cerrar por completo el estadio y mantenerlo fresco con aire acondicionado.

Este lunes, Estados Unidos realizó el último entrenamiento antes del partido en el césped del NRG Stadium. Argentina, en cambio, siguió su procedimiento habitual y no se ejercitó en la cancha. Lo hizo en las instalaciones de la Rice University, en el centro de Houston.