WASHINGTON, EU.- Una barrera física en la frontera con México no funcionaría a la hora de proteger a Estados Unidos de los distintos riesgos, como el narcotráfico.

Así lo afirmó ayer el General John Kelly, nominado por Donald Trump para fungir como próximo Secretario de Seguridad Interna.

"Una barrera física por sí misma -ciertamente como una persona militar que entiende de defensa- una barrera física por sí misma no funcionará", respondió Kelly a pregunta directa del republicano John McCain durante su audiencia de confirmación ante el Comité de Seguridad Interna del Senado.

Durante su campaña presidencial y tan recientemente como la semana pasada, Trump ha asegurado que buscará concretar un muro en la frontera con México para detener el narcotráfico y la inmigración ilegal.

"Sí uno construyera un muro desde el Pacífico hasta el Golfo de México, ese muro tendría que ser apoyado con control, con seres humanos, con sensores, con aparatos de observación", afirmó por su parte el General retirado.

Ex comandante del Comando Sur, Kelly, aseguró que una efectiva protección fronteriza frente a amenazas como el narcotráfico pasa por colaborar los países productores de droga.

"Como ya se lo he dicho a varios de los senadores presentes: Yo creo que la defensa de la frontera sur comienza 15 mil millas al sur.

"Y eso significa aliarse con países importantes tan lejanos como Perú, que son muy cooperadores con nosotros a la hora de combatir la producción de drogas, el transporte... Muy muy buenos, incluyendo México", indicó.

REFORMA