Washington.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, criticó ayer la xenofobia, acentuada tras la matanza de Orlando, del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, y se preguntó hasta dónde va a llegar, al advertir al magnate de que la lucha antiterrorista no es cuestión de "etiquetas".

Obama mantuvo en el Departamento del Tesoro una reunión con su Consejo de Seguridad Nacional para revisar la estrategia contra el Estado Islámico (EI) tras la matanza en la discoteca Pulse de Orlando (Florida) .

Al final de esa reunión, Obama ofreció un discurso, visiblemente enojado, en el que respondió a las críticas de Trump, quien exigió "dureza e inteligencia" al presidente en la lucha antiterrorista.

Trump ha propuesto prohibir temporalmente la entrada al país a todos los musulmanes "y se oye un lenguaje que señala a los inmigrantes y sugiere que comunidades religiosas enteras son complacientes con la violencia. ?Dónde va a parar esto?", declaró Obama.

II EFE