Jerusalén.- El primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Rami Hamdala, condenó hoy la aprobación de una nueva legislación el Parlamento israelí que permitirá encarcelar a menores de 14 años condenados por delitos de terrorismo.

En un comunicado, Hamdala señala que la legislación "está destinada a niños que cometen actos de 'terrorismo' y como tales, persigue a los niños de Jerusalén Este".

El Parlamento de Israel (Kneset) aprobó el miércoles la nueva legislación en segunda y tercera lecturas, bautizada como "Ley de la Juventud", que permitirá a las autoridades encarcelar a un menor condenado por serios delitos como asesinato, asesinato en grado de tentativa u homicidio, incluso si es menor de 14 años.

Para Hamdala, "la nueva ley refleja un total desprecio por los derechos del niño, cuando los niños en cuestión son palestinos", y defiende que "se requieren más leyes para proteger a los niños palestinos y no para criminalizar a los menores".

En el comunicado, el jefe del Ejecutivo palestino recuerda que la Kneset aprobó el año pasado una legislación que autoriza encarcelar a menores palestinos de Jerusalén Este hasta 20 años por arrojar piedras y que permitía a las cortes de menores imponer penas de hasta 10.000 shekels (2.343 euros) a las familias de los menores condenados por "actividades terroristas", medida que calificó como "castigo colectivo".

La legislación sigue a varias leyes aprobadas por Israel en el último año con el objetivo de perseguir delitos protagonizados por niños y jóvenes palestinos a raíz de una ola de violencia en la que desde octubre de 2015 han muerto 223 palestinos, en su mayoría atacantes o presuntos agresores según Israel y 36 israelíes.

El Gobierno de las ANP subraya que los niños palestinos en Cisjordania ocupada están sujetos a la legislación militar israelí, que ya permite el encarcelamiento de menores de hasta 12 años, lo que "convierte a Israel en el único país en el mundo en el que los niños son sistemáticamente tratados en cortes militares y sujetos a tortura, trato inhumano y castigo, según un informe de UNICEF".

EFE/Foto: DEPOSITPHOTOS