Miami.- El hombre que mató a 50 personas en un club gay de Orlando prometió lealtad al Estado Islámico (EI) y mencionó el ataque del maratón de Boston en 2013 en una llamada al número de emergencia 911, informaron hoy televisoras citando fuentes oficiales.

El sospechoso Omar Saddiqui Mateen, de 29 años, era residente de Port St. Lucie, Florida, de padres afganos, pero nacido en Nueva York.

La cadena ABC, citando una fuente oficial, reportó que el autor de los hechos hizo la llamada al 911 unos 20 minutos después de que iniciara el ataque en el centro nocturno.

El atacante estaba armado con una pistola, un rifle de asalto y un número desconocido de munición, según declaró a la prensa el jefe de la policía de Orlando, John Mina.

Hasta el momento la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) trata el caso como si se fuera un acto terrorista.

Autoridades federales allanaron el departamento del sospechoso la tarde del domingo en Port St. Lucie, pero no han revelado lo que encontraron allí.

Durante su llamada al 911, Saddiqui Mateen hizo referencia a Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev, perpetradores del ataque de 2013 durante el maratón de Boston, según las fuentes oficiales citadas por las televisoras.

Registros públicos muestran que Saddiqui Mateen se divorció en 2011 y su exmujer dijo que era un hombre violento, mentalmente inestable y que la golpeó en repetidas ocasiones cuando estaban casados.

La mujer contó que conoció a Saddiqui Mateen a través de internet hace unos ocho años y se trasladó a Florida para casarse con él, reportó The Washington Post.

"No era una persona estable", dijo su ex, al señalar al diario que en ocasiones la golpeaba simplemente porque “la ropa no estaba lista o cosas por el estilo".

Las autoridades dijeron que Saddiqui Mateen tenía dos licencias para portar armas. Una de oficial de seguridad y otra para todo el estado, las dos con vencimiento en septiembre de 2017.

Saddiqui Mateen trabajaba para la empresa de seguridad G4S de Florida desde el año 2007, según la compañía, que está cooperando plenamente con la policía.

Notimex