Washington.- La virtual candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, eligió hoy la defensa de los derechos de la mujer en su primer discurso tras obtener el respaldo del presidente Barack Obama, en el que advirtió del retroceso que puede suponer dejar esos avances en manos de Donald Trump.

Clinton se dirigió a la fundación Planned Parenthood, dedicada a la planificación familiar y la salud reproductiva, en su primera aparición pública tras obtener el apoyo del mandatario, y a cuya audiencia prometió que como presidenta estará ahí "siempre" para apoyarles.

La aspirante demócrata, que se convirtió este martes en la primera mujer en acceder a la nominación presidencial por uno de los grandes partidos en EE.UU., subrayó el peligro que implicaría que su rival republicano, Donald Trump, llegara a la Casa Blanca, especialmente para la mujer.

"Un hombre que ha llamado a las mujeres 'cerdas','perras' y 'animales repugnantes'... Es difícil imaginar que podamos contar con él para respetar nuestros derechos fundamentales", aseveró la también ex primera dama.

"Cuando dice que las mujeres embarazadas son un 'inconveniente' para su empleador, ¿qué dice eso sobre cómo valora a las mujeres, nuestro trabajo, nuestras contribuciones?", se preguntó.

Por ello, la ex secretaria de Estado insistió en que el país no puede permitirse que el magnate llegue a la Presidencia y devuelva a Estados Unidos "al pasado".

"Cuando Donald Trump dice, 'Vamos a hacer grande a Estados Unidos de nuevo', es el código de 'vamos a hacer retroceder a Estados Unidos'. Volver a un momento en que la oportunidad y la dignidad estaban reservados para algunos, no todos. Volver a los días en que el aborto es ilegal, las mujeres tenían muchas menos opciones y la vida de muchas mujeres y niñas era limitada", aseveró Clinton.

"Bueno, Donald, esos días han terminado", dijo ante los aplausos de miles de miembros de la fundación, que ha sufrido duros ataques de los republicanos en los últimos meses, queriendo incluso retirarles fondos de ayuda.

Clinton recordó el caso que dirimirá estos días la Corte Suprema estadounidense sobre el aborto, que debe opinar sobre los requisitos que deben tener las clínicas abortivas en Texas, lo cual podría dejar a "5,4 millones de mujeres en edad reproductiva con apenas diez centros" dedicados a estas prácticas en un territorio equiparable a Francia.

La ex secretaria de Estado consideró que "más allá de estas cuestiones específicas", hay que "seguir trabajando para apoyar a las mujeres y las familias de otros modos".

Entre ellas citó "conseguir el aumento de los ingresos, incluyendo el salario mínimo", "garantizar finalmente la igualdad de remuneración por el trabajo de las mujeres" y "aprobar una reforma migratoria integral con un camino a la ciudadanía que mantenga unidas a las familias", así como acabar con "el racismo sistémico".

"Todas estas cuestiones de las que estamos hablando hoy están conectadas (...) Porque ustedes saben que todas esas cuestiones van directamente a la pregunta fundamental: si creemos que las mujeres y las familias de todas las razas y niveles de ingreso merecen la misma oportunidad en la vida", aseveró la aspirante presidencial.

Clinton también recordó que el periodo electoral al que asiste Estados Unidos, con la figura de Trump al frente de los republicanos, no es convencional.

"Estas elecciones no se tratan de las mismas viejas peleas entre demócratas y republicanos. Ya llegarán, no se preocupen. Sin embargo, estas elecciones son profundamente diferentes. Se trata de lo que somos como nación. Se trata de millones de estadounidenses que se unen para decir: Somos mejores que esto", dijo en alusión al magnate.

En ese sentido, llamó a la unidad del país, a alejarse de las diferencias marcadas por la retórica de Trump y luchar por un Estados Unidos donde los ciudadanos se ayuden los unos a los otros.

"No solo vamos a romper ese techo de cristal más alto y más duro -dijo sobre su llegada a la Casa Blanca-. Vamos a romper todas las barreras que tienen las mujeres y las familias a la espalda".

"Somos más fuertes cuando cada familia en cada comunidad sabe que no está sola. Somos más fuertes juntos y vamos a hacer historia de nuevo en noviembre", cuando tendrán lugar las elecciones presidenciales, concluyó entre vítores.

Después de un largo periodo de primarias contra el senador Bernie Sanders, Clinton recibió este jueves el apoyo formal de Obama como virtual candidata demócrata a la Casa Blanca, con quien además celebrará su primer acto de campaña conjunto el próximo miércoles en Wisconsin. EFE