Ginebra.- Se han cometido crímenes contra la humanidad de manera sistemática y generalizada en los centros de detención de Eritrea, campos de entrenamiento militar y demás lugares en todo el país durante los últimos 25 años.

Así lo denunció un nuevo informe de la Comisión de Investigación de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos en Eritrea.

Delitos de esclavitud, encarcelamiento, desapariciones forzadas, tortura, persecución, violación, asesinato y demás actos inhumanos fueron cometidos como parte de una campaña para infundir miedo, disuadir a la Oposición y, en última instancia, para controlar a la población civil de Eritrea, cuyo Gobierno tiene el control del territorio desde 1991, dice el informe.

“La comunidad internacional ahora debe dar pasos firmes, incluyendo el uso de la Corte Penal Internacional, los tribunales nacionales y demás mecanismos disponibles para asegurar que haya rendición de cuentas por las atrocidades que se están cometiendo”, urgió Mike Smith, presidente de la Comisión en rueda de prensa en Ginebra.

El informe se basa en testimonios de 833 eritreos, con 160 alegaciones recibidas durante el primer término de la comisión de investigación, desde mediados de 2014 hasta mediados de 2015 y en unas 45 mil comunicaciones escritas.



ESCLAVOS

II La ONU estimó entre 300 mil y 400 mil personas en condición de esclavitud en Eritrea, debido al servicio militar obligatorio e ilimitado.



II AGENCIA REFORMA