Tokio.- El vicepresidente de EU., Mike Pence, afirmó ayer que este país "reforzará su presencia" en Asia Pacífico y estará "siempre con el escudo y la espada preparados", esto durante un discurso en el portaaviones USS Ronald Reagan, estacionado en Japón.

El número dos de la Administración Trump subrayó la fortaleza de la alianza entre EU. y Japón, y volvió a advertir que Washington responderá de forma "efectiva y abrumadora" ante cualquier ataque -y en especial a Corea del Norte-, durante la segunda y última jornada de su visita a Japón.

"Corea del Norte es actualmente la amenaza más urgente y grave para la paz y la libertad en la región", destacó Pence durante su visita al portaaviones de propulsión nuclear Ronald Reagan, amarrado en el puerto base japonés de Yokosuka (al suroeste de Tokio), el mayor cuartel marítimo estadounidense en la región.

La nueva administración estadounidense "buscará siempre la paz, pero también mantendrá siempre el escudo en guardia y la espada preparada", advirtió Pence, cuya gira asiática tiene lugar en un momento de máxima tensión en la península de Corea por las constantes pruebas armamentísticas de Pyongyang.

De hecho, Washington dijo haber enviado hace diez días otro portaaviones, el Carl Vinson, a la península como respuesta a un ensayo balístico norcoreano, aunque luego se ha sabido que el navío se dirigió al Océano Índico y que aún está lejos de aguas del Mar de Japón.

"Bajo la presidencia de Trump, EU. reforzará su presencia en Asia Pacífico, y Japón desempeñará también un papel más amplio en esta región", afirmó el vicepresidente estadounidense en su discurso pronunciado en la cubierta de vuelo del Ronald Reagan.

EFE