Xalapa.- En Veracruz se sigue un protocolo de atención a niños con autismo, el cual se basa en asesorías en las áreas de psicoterapia, comunicación y lenguaje, médico-nutricional, trabajo corporal, musicoterapia, programa Tomatis, taller de hermanos y sensibilización.

De esta manera, se busca llegar a una mayor funcionalidad del paciente, para generar formas de comunicarse adecuadamente, tener mayor autocontrol y ajuste de conductas sociales y una mejor calidad de vida.

De acuerdo con un comunicado del gobierno del estado, el Centro para la Detección y Atención del Autismo surgió ante la alta incidencia del autismo en Veracruz, tercer estado del país en extensión territorial y población.

Indicó que el objetivo del sitio es mejorar la calidad de vida de los menores con autismo, así como de sus familias, con estrategias metodológicas, de acuerdo con las necesidades de cada paciente y un protocolo de atención a los pequeños.

El centro ofrece un presente y futuro de mejor calidad a quienes viven en el espectro autista, donde se involucra a la familia y al paciente en un programa que desarrolla su potencial individual y familiar, con el fin de participar en un modelo social, constructivo e igualitario.

“Actualmente se atiende a niños de dos a 12 años de edad, y tiene como prioridad el diagnóstico y la atención tempranos”, señaló.

Desde su creación, “hemos atendido a 320 pacientes aproximadamente y, actualmente, estamos atendiendo a 210 niñas y niños”, expresó la directora del organismo, Rosa Virginia Martínez Conde.

Dijo que las personas con autismo viven una alteración en el desarrollo de la comunicación, lenguaje, interacción social, conducta, intereses y gustos.

Agregó que el trastorno afecta el funcionamiento cerebral, es decir, en algunos casos padecen una leve o severa deficiencia mental; hay hiperactividad o son muy pasivos.

“Esta condición aparece con mayor claridad antes de los tres años de edad y permanece toda la vida”, expuso.

Notimex