Xalapa.- Con rostro desencajado, Héctor Yunes Landa, candidato de la coalición “Para mejorar Veracruz” a la gubernatura, reconoció que la votación de la elección del domingo no le favoreció.

Lo atribuyó a que la sociedad veracruzana está agraviada por la política del actual gobierno, por eso el mensaje reflejado en las urnas para que el PRI y sus gobiernos cambien su manera de hacer política.

Acompañado por Felipe Amadeo Flores Espinoza, dirigente estatal priista, Yunes Landa dijo que “la votación en estos momentos no nos favorece, no obstante quiero precisar que estaré atento a los cómputos que realizará la autoridad electoral el próximo miércoles”.

En conferencia de prensa, el candidato confesó que concluyó “un proceso electoral histórico” y por tal razón “debemos mantener una prioridad que es el interés de los veracruzanos, pues Veracruz debe cerrar una corriente de rezago y de oscuridad”.

Sostuvo ser congruente con sus convicciones, de ahí el respeto que siempre ha tenido a las instituciones y a la voluntad ciudadana expresada en las urnas y que en esta ocasión asume con responsabilidad que en la mayoría de los veracruzanos hay un claro mensaje para el PRI.

“Quienes nos postulamos para gobernar Veracruz debemos mantener una prioridad por encima de nuestras aspiraciones; debe prevalecer el interés público, la concordia, la congruencia”, puntualizó.

En la rueda de prensa, hizo hincapié que en los procesos comiciales no hay cheques en blanco, sino un mandato para construir el poder público; “los ciudadanos en las elecciones no dan lecciones, dan mandatos”.

Agradeció a casi el millón de veracruzanos que votaron por él, así como también expresó su gratitud al equipo leal de trabajo que tuvo durante la campaña política, y al apoyo moral de su familia.

Héctor Yunes Landa solicitó al pueblo veracruzano estar pendientes y vigilantes con el próximo gobierno para evitar la represión.


Armando Landa/Corresponsal