Durante el recorrido disidente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), cientos de maestros y padres de familia del estado de Chiapas, arribaron a Córdoba para transmitir a los docentes del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano (MMPV) el apoyo de la coordinadora en la lucha magisterial de Veracruz y externaron su repudio a las reformas estructurales.

Alrededor de las 6 de la tarde y después de su estadía en Tezonapa, la caravana de manifestantes de Chiapas llegó a Córdoba para refrendar la coordinación entre la agrupación y el MMPV en la lucha que persiguen en común para echar atrás las reformas que comenzaron a funcionar en el gobierno de Enrique Peña Nieto, principalmente la Educativa, que dicen, afectan sus derechos laborales y el derecho a la educación gratuita.

“La Reforma Educativa es para nosotros letra muerta, no ha funcionado, ha sido una simulación del estado mexicano, pero tenemos la confianza de que pronto se va articular todo, pero necesitamos la unión de la ciudadanía para lograr que esta lucha continúe y se logre el objetivo”, dijo Simón López López, integrante de la sección 40 de la CNTE en Chiapas.

Esta caravana se retiró de Córdoba después de varias horas de manifestación pacífica en el parque 21 de Mayo, donde refrendaron la unión en la lucha que emprendieron y mantienen desde septiembre del 2013, cuando las Reformas Estructurales se aprobaron y los docentes salieron de las escuelas a exigir a los gobiernos federales y estatales el respaldo al gremio y que hasta ahora no han logrado.

Ayer este grupo arribó a Coscomatepec para descansar y llevar su mensaje de lucha a los educadores de esa región, sin embargo, hoy continuarán su camino hacia la capital del país donde se unirán al campamento nacional de la CNTE.


Valentina Montalvo/El Mundo de Córdoba