Araceli Salcedo Jiménez recibió la edición XXV del Premio Nacional de Derechos Humanos “Don Sergio Méndez Arceo”, por su labor en la defensa y promoción de estas garantías.

Salcedo, integrante del Colectivo de Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba recibió la edición XXV de este premio nacional y también fue candidateada para recibir el Premio Nacional que otorga la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

“Nos están asesinando y antes de que a mí me pase, yo quiero encontrar a mi hija, y a muchos jóvenes que el día de hoy no están, quiero seguir alzando la voz y que la sociedad reconozca y se quite esa gran venda de los ojos y mire más allá de lo que no quiere ver”, comentó.

Araceli Salcedo, madre de Fernanda Rubí, desaparecida en Orizaba en septiembre de 2012, emprendió la búsqueda de su hija, quien fue sustraída de un antro.

El reconocimiento se da para estimular, reconocer y promover la solidaridad entre organizaciones, colectivos y personas dedicadas a la defensa de los derechos de las personas en nuestro país.

El nombre del premio es en memoria y reconocimiento del séptimo obispo de Cuernavaca, quien con su testimonio compartió cómo asumir la opción de superar la desigualdad, mantenerla y establecerla más firmemente.

Entrevistada al respecto, Salcedo dijo que esta lucha ha sido emprendida por su hija Fernanda Rubí, y no pudo recoger este reconocimiento en Cuernavaca, Morelos, ya que tenía un compromiso fuera del país.

“Me dolió no haber estado ahí, pero me lo enviaron, me reconocen y agradecen el trabajo de la defensa de los derechos humanos”.


Jessica Ignot

EL MUNDO DE CÓRDOBA