El pintor y escultor Jaime Sánchez Nava calificó como un acto de insensibilidad y una fuerte agresión a la cultura el daño causado al mural ubicado sobre la avenida 11, entre calles 7 y 9.

“Pues no por ser un mural de chavos que empiezan y no una obra de Siqueiros deja de ser una agresión. Sin embargo creo que hay que guardar las proporciones de daño y efecto, y medir la gravedad sin extralimitarse”.

El artista descartó que la afección sea solamente una falta de educación. “Podría ser simplemente un asunto hasta personal entre los chavos a quienes les dieron ese muro y a los que no, perocreo que este fenómeno de agresión no nos tocará verlo cambiar, yo le llamo la nueva insensibilización”.

El pintor y escultor afirmó que esto lo ha orillado a encerrase en su mundo, tratando de trasmitir educación a sí mismo y los suyos.

“No es que no me importe pero lejos de ver siquiera la posibilidad de una mejora a futuro, me pesa mucho estar presenciando lo contrario. Estarlo gritando me causaría hacerme más viejo sin lograr nada”.



Noé Carrillo Molina

El Mundo de Córdoba