Nueva York. El juez de ascendencia mexicana que preside el caso de acción colectiva en contra de la llamada Universidad Trump se mantuvo en el centro de la polémica iniciada cuando el precandidato presidencial republicano, Donald Trump, lo descalificó por la nacionalidad de sus padres.



Tanto la precandidata demócrata presidencial, Hillary Clinton, como prominentes figuras del Partido Republicano criticaron este domingo la postura de Trump, en tanto que el magnate de los bienes raíces insistió en que el juez Gonzalo Curiel debe ser removido del caso porque tiene "conflicto de interés".



En una entrevista al canal CNN, Clinton afirmó que las críticas de Trump contra Curiel no tienen base en la realidad. Añadió que Curiel "es un juez con un historial impecable", nominado por el entonces gobernador republicano de California, Arnold Schwarzenegger, y luego por el presidente Barack Obama.



Las críticas, expresó la ex secretaria de Estado, "tratan de desviar la atención de las muy serias acusaciones de fraude contra la Universidad Trump que han sido básicamente confirmadas por algunos de los más altos ejecutivos que trabajaron con él".



"El juez Curiel es tan estadunidense como yo lo soy, y ciertamente tan estadunidense como Donald Trump", manifestó Clinton.



Un día antes, en un acto de campaña, la ex secretaria de Estado había manifestado que la diversidad étnica revelada por la ascendencia mexicana de Curiel es lo que hace "grande a Estados Unidos".



Asimismo, en una entrevista transmitida este domingo por el canal Univisión, Clinton explicó que los insultos de Trump contra los inmigrantes, en especial contra los que provienen de México, apuntan a "una campaña que está basada en el odio, la intolerancia y la discriminación".



La semana anterior, Trump inició sus ataques contra Curiel, que decidió hacer públicos los documentos de un caso de acción colectiva, cuyos demandantes sostienen que la llamada Universidad Trump defraudó a miles de estudiantes por varios millones de dólares.



Los documentos dados a conocer por Curiel, en un procedimiento estándar en este tipo de casos, contienen testimonios de instructores de la llamada Universidad Trump, uno de los cuales describe este negocio como "un esquema fraudulento" para extraer dinero de los estudiantes y no para educarlos.



Trump señaló que Curiel, que nació en el estado de Indiana de una familia originaria de México, tenía "conflicto de interés" por las propuestas de su campaña en torno a la migración proveniente de ese país latinoamericano y en torno a la construcción de un muro fronterizo.



"El juez es de ascendencia mexicana. Y yo estoy construyendo un muro", ofreció Trump como razonamiento en una entrevista transmitida este domingo en CNN.



De acuerdo con Trump, el juez Curiel ya ha demostrado prejuicios en su contra. "Tengo un abogado que viene y me dice: te están tratando de manera muy injusta, es increíble. Si (Curiel) me hubiera dado decisiones justas no estaría hablando contigo de esta manera", puntualizó el republicano.



En otra entrevista difundida este domingo, Trump incluso declaró que si el juez fuera de origen musulmán, "posiblemente" también estaría en su contra en el caso dadas las propuestas de su campaña para prohibir de manera temporal la entrada a Estados Unidos de los seguidores del Islam.



El líder de los republicanos en la Cámara de Representantes, Paul Ryan, había ya comunicado su desacuerdo con el ataque de Trump a Curiel. Este domingo, el líder republicano en el Senado, Mitch McConell, se sumó a las críticas contra el virtual candidato presidencial de su partido.



"Estoy completamente en desacuerdo con esa declaración", aseguró McConell sobre la posibilidad de que Curiel esté en contra de Trump sólo por su ascendencia mexicana. El legislador, sin embargo, se negó a calificar los comentarios de Trump de racistas.



Newt Gingrich, exlíder en el Senado de los republicanos y precandidato presidencial de este partido en el pasado ciclo electoral, descalificó igualmente los comentarios de Trump en una entrevista transmitida en el canal Fox News.



"Este es uno de los peores errores que ha cometido Trump. Es inexcusable", sostuvo Gingrich.



Notimex

Foto. EFE