Xalapa.- El gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares aseguró que habrá un cambio profundo en materia de seguridad, pues consideró que es un problema estructural en el estado.

Dijo que las autoridades son ineficientes para prevenir los delitos y perseguir a los responsables, y acusó que hay complicidad entre los mandos de seguridad pública y la delincuencia en el estado de Veracruz.

“La delincuencia opera con absoluta libertad. Me reuní con empresarios extranjeros que tomaron la decisión de no invertir en Veracruz porque los seguros que tenemos que adquirir han subido de valor por la inseguridad”.

Cuestionado en torno a la permanencia del fiscal general Luis Ángel Bravo Contreras, dijo que continuará en el cargo quien cumpla con la ley.

Por otra parte, negó que su esposa vaya a tomar la titularidad del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), pues dijo que las cónyuges de los gobernadores son sólo eso.

Asimismo, Yunes Linares indicó que hasta este miércoles no ha recibido respuesta por parte del gobernador Javier Duarte de Ochoa en relación con la información solicitada sobre su gobierno.

“El lunes enviamos dos comunicados al Gobernador del Estado, en una de las cuales le pido que inicie un proceso de obtención de información al Gobernador electo para que podamos empezar el Plan Veracruzano de Desarrollo”.


AVC