A casi un mes de permanecer ‘secuestradas‘ en manos de un particular, trabajadores de Hidrosistemas de Córdoba, apoyados por elementos de la policía estatal, reabrieron las cuatro válvulas del manantial Dos Arroyos y reanudaron el servicio de agua a más de 63 mil habitantes.

Luego de que el alcalde Tomás Ríos se comunicara con el gobernador, Miguel Ángel Yunes, éste autorizó, conforme a derecho, el uso de la fuerza pública, informó el síndico cordobés, Luis Alberto García.

“Se giró una orden de cateo ordenada por el Juez de Control para que, precisamente el día de hoy (Ayer) a las cuatro de la mañana, con el auxilio de la fuerza pública, se llegara al predio y para aperturar y asegurar las válvulas para ser abiertas”, dijo el funcionario.

Aunque se reanudó el servicio, destacó el síndico, el proceso legal en contra del dueño del predio, identificado como Porfirio Leiva Oyola, continúa vigente en la Carpeta de Investigación 1477/2017 radicada en Orizaba, “tendremos que hacer un peritaje para saber si tuvimos o no algún daño en toda la tubería, a raíz de este cierre injusto que el señor Leiva ocasionó”.

García Hernández se negó a informar si el predio pudiera ser expropiado ya que dijo que el convenio les permite ingresar al terreno cuando quieran. Mientras tanto, dijo, el terreno seguirá en resguardo de la SSP.

El presidente municipal Tomás Ríos Bernal informó que por estas afectaciones fueron afectadas 19 comunidades, 20 colonias y más de 50 mil ciudadanos (De Fortín se estimó en 17 mil y 6 mil más fueron de Amatlán).

El uso y aprovechamiento del manantial Dos Arroyos data de 1983 y en 2010 particulares y ayuntamiento signaron un acuerdo para hacer uso del ‘paso de servidumbre’.

El servicio de agua potable, según dijeron, se reanudará a a partir de este lunes conforme se vaya liberando la presión de paso del líquido que es de aproximadamente 48.20 litros por segundo.


Noé Carrillo M.

El Mundo de Córdoba