Córdoba. Hasta un 20 por ciento disminuyó el consumo en los restaurantes de la ciudad durante el fin de semana en la aplicación de las 48 horas de la ley seca que prohíbe la venta y comercialización de bebidas embriagantes, que ocasionó al sector gastronómico “fuertes” pérdidas económicas dijo el empresario y miembro de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) Leonardo Penagos.

Según el empresario, en Córdoba el comportamiento de los comensales aumenta en fines de semana, ya que arriban los turistas o los ciudadanos salen de sus hogares a disfrutar la gastronomía de los restaurantes de la ciudad, pero este fin de semana, así como las elecciones anteriores esta afluencia de gente disminuyó, ya que el consumo de alcohol tiene un porcentaje considerable y al existir una prohibición ese público busca otras opciones, por lo que ese recurso deja de percibirse.

“El consumo bajó porque la bebida es una parte importante en el consumo de los resturantes, creo que es un poco exagerado el tiempo de la ley seca por la derrama económica que deja de llegar, pero esperamos que sea esta semana que se normalicen las actividades”, dijo.

El pasado fin de semana el presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Daniel Martín Lois, informó que solicitará al Congreso del Estado disminuir de 48 a 12 horas la Ley Seca, ya que esta prohibición merma los recursos de los empresarios, por lo que apelarán para que las leyes se modifiquen en favor del sector.

“Esta Ley Seca debe ser considerada para que no sea tan larga la temporada de la prohibición de la venta de licor en la temporada de las elecciones, por las afectaciones que representan y creo que lo adecuado sería disminuir los tiempos para afectar en lo menos posible, tanto los procesos electorales como a los empresarios”, externó.

Según Penagos, con la disminución de las horas de la Ley Seca, podrían ajustarse los tiempos e iniciar el sábado a las 12 de la noche y finalizar el domingo después del cierre de casillas, por lo que el gremio considerará unirse a la solicitud que hará la Canirac.

V. Montalvo Ramos/El Mundo de Córdoba